Ustarroz y la vacunación: «Hay intereses mezquinos para desacreditar»

DECLARACIONES RADIALES 

El intendente mercedino se refirió a una «intencionalidad política de que este proceso de vacunación fracase» tras indicar que la vacuna Sputnik V está siendo aplicada a los «más de 250 trabajadores» de la salud. 

El intendente de Mercedes, Juan Ustarroz, advirtió ayer que hay «intereses mezquinos» de la política para «desacreditar» el proceso de vacunación que se está llevando adelante en la provincia de Buenos Aires y el país, y definió como «ejemplar» el desempeño de las autoridades para garantizar el servicio de salud. 

«Hay una intencionalidad de querer socavar algo que se está construyendo y que es condición necesaria para salir de la crisis del macrismo y de la crisis que se generó en el mundo con la pandemia», evaluó Ustarroz. 

En declaraciones radiales, el jefe comunal consignó que en el distrito se aplicó la primera tanda de la vacuna para los trabajadores de la salud, que son la «primera trinchera de defensa» contra la enfermedad. 

«Al principio hubo una tenue resistencia, y después la gente y el sector médico empezó a ver que la vacuna es totalmente fiable», indicó. 

Tras indicar que la vacuna Sputnik V está siendo aplicada a los «más de 250 trabajadores» de la salud de Mercedes, Ustarroz anticipó que «en una semana se finalizará la primera etapa, como había planificado la Provincia». 

«Se está haciendo un trabajo extraordinario tanto de Nación como de Provincia», dijo el intendente del peronismo y añadió: «Es un proceso que al mundo le está costando muchísimo, y estamos entre los 8 o 9 países en el mundo que mejor están aplicando el sistema de vacunación». 

Al respecto, Ustarroz definió el desempeño del gobierno bonaerense en la aplicación de la vacuna como «ejemplar» y lamentó que haya «razones geopolíticas y de intereses, tanto de corporaciones como intereses mezquinos de la política local, para intentar desacreditar un proceso que se está llevando adelante». 

«Hay una clara intencionalidad política de que este proceso de vacunación fracase para que fracase un proyecto económico, político, social y cultural que realmente está en una situación muy difícil, pero uno advierte que hay un nivel de conciencia en la gente», concluyó.