Una familia necesitó ingresos por $56.459 para no caer bajo la línea de la pobreza

INDEC 

Un grupo familiar compuesto por dos adultos y dos menores necesitó contar con ingresos por $56.459 para no caer debajo de la línea de la pobreza. 

En todo 2020 la CBA acumuló 38,4 por ciento, mientras la de la CBT se incrementó en 33,4 por ciento. Por su parte, la canasta básica total (la CBA ampliada y considerando los bienes y servicios no alimentarios), tuvo una variación interanual de 39,8 por ciento.  

La misma familia tipo necesitó $56.459 para no ser considerada pobre, mientras que una familia de cinco integrantes requirió de $59.382. Para un adulto, la CBT se ubicó en $18.271. Según el informe publicado por el organismo, la canasta básica alimentaria, determinada por los requerimientos normativos kilo calóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto cubra esas necesidades durante un mes, tuvo una variación interanual de 44 por ciento y se situó en $7.677.  

A su vez, una familia tipo conformada por dos adultos y dos hijos menores de seis y ocho años, necesitó percibir $23.722 para no encontrarse por debajo de la línea de indigencia. En la variación interanual y desde diciembre último, los incrementos que sufrieron ambas canastas se ubicaron por encima de la inflación.