Una enfermedad silenciosa que puede causar ceguera

IOMA destaca la importancia de la consulta temprana para evitar las graves consecuencias de esta enfermedad silenciosa.

En el marco  de la celebración del  Día Mundial del Glaucoma, el titular de la obra social bonaerense, Antonio la Scaleia,  alertó  sobre esta patología crónica e irreversible  y destacó que “IOMA ofrece la cobertura total de las consultas con profesionales, estudios de diagnóstico y  tratamiento, como así también cubre la  medicación tópica  que los pacientes diagnosticados deben utilizar”. 

El glaucoma es una enfermedad neurodegenerativa, crónica, que provoca aumento de la presión intraocular, causando  una disminución progresiva de la visión, que si no se  diagnostica y se  trata en forma oportuna puede llevar a la ceguera.  Esta patología no  suele presentar síntomas  o, en ocasiones,  su sintomatología suele ser inespecífica, por eso es tan importante  la consulta temprana, informan desde la obra social provincial.

Es el profesional oftalmólogo quien puede diagnosticar  la enfermedad. “Se aconseja que  las personas acudan al especialista una vez al año, para realizar las pruebas que permiten detectar el glaucoma, entre ellas: la toma de la presión  ocular, el estudio de campos visuales y  HRT”, expresó La Scaleia y aclaró que “se trata de prácticas ambulatorias, que se realizan por consultorio externo, con la cobertura del IOMA”.

Si bien el glaucoma es irreversible, una vez que  se tiene el  diagnóstico se puede actuar para evitar la pérdida de la visión y en esta instancia, la obra social bonaerense acompaña a sus afiliados  con la cobertura promedio del 70 % de los hipotensores oculares indicados, así como el tratamiento con láser y la cirugía, que tienen un 100% de  cobertura.

Para finalizar, La Scaleia hizo hincapié en la prevención y en la importancia de alcanzar una mayor concientización y citando los datos que arroja la Sociedad Argentina de Oftalmología explicó que “la mitad de las personas con glaucoma, no sabe que lo padece, por  lo tanto no acceden a un control ni a un tratamiento adecuado”.

Ante esta situación, el titular de IOMA, aconseja a sus afiliados y la población en general que controle periódicamente  su visión  para  evitar las graves consecuencias de esta enfermedad que, como se dijo,  no presenta síntomas.