TRAS FUGA EN ALVEAR

Carlos Mahiques puso en funciones al flamante jefe del Servicio Penitenciario

El ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires puso en funciones a Fernando Díaz como jefe del Servicio Penitenciario, luego de que la gobernadora María Eugenia Vidal decretara el cese en ese cargo de María Florencia Piermarini.

Mahiques opinó que Díaz asumió el cargo en una situación «difícil y compleja», ya que «hubo muchos años de desidia, de corrupción, de mala administración que hoy nos exige entrar en términos técnicos en emergencia».

«Para una emergencia necesitamos un emergentólogo y en este caso este piloto de tormentas que nos va a ayudar enormemente en la reorganización y reordenación del sistema penitenciario es alguien que los conoce muy bien, que es honesto, que trabaja incansablemente, que ha sabido desempeñarse con honorabilidad y eficacia en otros tiempos pero que ahora le van a exigir un esfuerzo incluso creo que mayor”, agregó el ministro bonaerense al referirse a Díaz.

Según precisaron desde esta cartera, Díaz fue jefe del Servicio Penitenciario de la provincia de Buenos Aires entre 2005 y 2009, y viene de cumplir la función de subjefe del Servicio Penitenciario Federal.

El mercedino Mahiques, junto al jefe de gabinete del ministerio de Justicia, Fernando Manzanares, remarcó el mensaje dado por la gobernadora: “Hemos venido a cambiar la realidad. Y cambiar la realidad es muchas veces afectar intereses. Y esos intereses a veces son muy poderosos y va a haber respuesta, va a haber réplica, habrá que tener la entereza y el coraje para sobrellevar esos momentos difíciles”.

“Confiamos mucho en la tarea, en el desempaño y en el esfuerzo del nuevo jefe del Servicio. Le vamos a dar como dijo hoy la gobernadora, todo nuestro apoyo, todo nuestra confianza y en el marco de una emergencia legalmente declarada, habremos de tomar todas las medidas para que esa tarea se realice dignamente y eficazmente para cumplir con el mandato constitucional en términos de la ejecución penal y también para que el Servicio Penitenciario tenga mejores condiciones de trabajo, mejores condiciones edilicias, mejores condiciones salariales, mejores condiciones asistenciales”, concluyó.