TRAS ELECCIÓN

El Centro de Formación Laboral 1 llevara el nombre “Julio César Gioscio”

Con esa denominación tendrá un nuevo edificio en la esquina de 47 y 38 financiado por el gobierno nacional. “Estamos muy contentos con la elección del nombre. Es un merecido homenaje”, aseguró  Marcela Brown.

El Centro de Formación Laboral número 1, que tendrá un nuevo edificio en la esquina de 47 y 38 financiado por el gobierno nacional, llevará el nombre de “Intendente Julio César Gioscio”, según se determinó en una encuesta realizada días atrás, en ocasión del 40mo aniversario del establecimiento, entre padres, docentes, directivos y vecinos.

“Estamos muy contentos con la elección del nombre. Es un merecido homenaje a la figura de Gioscio, porque en su condición de intendente fue uno de los principales impulsores de la apertura del establecimiento”, aseguró la directora Marcela Brown.

Los votantes podían elegir entre tres opciones: el nombre de Gioscio, 9 de Agosto (Día de la Educación Especial en la Argentinay 2 de Octubre (fecha en la que, en el año 1974 y justamente con Gioscio como jefe comunal, se inauguró el establecimiento).

Julio César Gioscio ganó por primera vez una elección en 1962 (Unión Popular), pero el entonces presidente, Arturo Frondizi, intervino la provincia de Buenos Aires y las comunas en las que había ganado el peronismo y no pudo asumir. Sí lo hizo en 1973 (Frejuli), hasta la irrupción de la dictadura cívico-militar en 1976: fue durante este mandato en el que cedió el espacio para la apertura del hoy denominado Centro de Formación Laboral. Luego volvería a ser intendente desde el retorno de la democracia (1983) hasta 2003.

Según lo previsto, el año que viene el CFL dejará su actual edificio de 32 entre 49 y 51 para mudarse al nuevo, en 47 y 38. “No me voy a cansar de agradecer las gestiones del diputado nacional Eduardo de Pedro y del presidente del bloque de concejales del Frente Mercedino para la Victoria, Juan Ignacio Ustarroz, porque fueron motores centrales en la realización de este sueño hermoso”, expresó la directora del establecimiento.

La inauguración de las nuevas instalaciones servirá también para el bautismo con el nuevo nombre, que debe ser “institucionalizado” a través de distintos trámites y normativas.

Financiada por el gobierno nacional, la obra tiene un plazo de ejecución de 360 días, demandará una inversión total de más de nueve millones de pesos (9.079.230,46) y es llevada a cabo a través del ministerio de Educación y el de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, con la intervención de Educación de la Provincia de Buenos Aires. El edificio tendrá una superficie cubierta de 1.228 m2 (el actual cuenta con solo 400 m2).

Entre los talleres que se dictan actualmente en la escuela para chicos especiales y en dos turnos están Mecánica, Carpintería, Confecciones, Artesanías, Calzado, Huerta y Cocina.  “Y la falta de espacio nos impide hoy dar otras materias pedagógicas”, explicó Brown.

La docente comenzó a tramitar la construcción del nuevo edificio en 2008. Paralelamente, logró que desde el Consejo Escolar y por ordenanza se le cediera las parcelas de 38 entre 47 y 45 (lindantes a las pertenecientes a la DGYCE).

Tras varias gestiones, y ya en 2011, fue la intervención de Ustarroz y De Pedro lo que permitió que se presentara el proyecto ante el arquitecto Ricardo Santo Cono, el Coordinador Nacional del programa 700 escuelas.