solicitada firmada por el señor Jorge Luis Zambrano D.N.I. 11.367.550

Aclaración ante una solicitada publicada en un semanario

Nunca pensé que tendria que llegar a escribir estas líneas , primero pensé en hacerla como una solicitada, pero me pareció mejor  hacerla como una aclaración, sé que no tengo nada que aclarar, ni  explicaciones que dar, pero me siento en la obligación moral de darlas, explicarlo públicamente ya que mi nombre, mi familia y la de personas que se pusieron a mi disposición se vieron expuestos en forma totalmente injustas, si totalmente injustas en una solicitada firmada por el señor Jorge Luis Zambrano D.N.I. 11.367.550 en el semanario Protagonistas en su página 4 bajo el título Solicitada: Hipócritas corruptos.

Puedo entender el dolor de un padre de perder un hijo, puedo entender el dolor de no ver mas a su hijo, puedo entender el dolor de extrañar a su hijo, todo, absolutamente todo puedo llegar a entender a ese padre, desesperado, dolido, enojado, ahogado de dolor de perder a su querido hijo, pero no puedo entender las palabras que utilizó al decir que su hijo era usado por un sistema de mentiras, a que mentiras se refiere?, sinceramente no lo comprendo…que quiere decir que vomita todo su asco a los que usan a las personas para su conveniencia?

No puedo emitir opinión sobre la policía, porque no soy quien para decir si las cosas las hicieron bien o mal, se que hay un proceso judicial y supongo que la justicia dirá que fue lo que le pasó a su hijo, aunque teniendo el resultado de lo que pasó nada, ni nadie le va a devolver la vida de su hijo.

Si puedo hablar de lo que yo Andrea Dematey y mi familia vivimos, desde el apriete hecho por inspectores de tránsito de la Municipalidad de Mercedes, al mando del intendente Carlos Selva, a mi familia y al diario de la cual soy propietaria, le explico al señor Zambrano, que todo sucedió por el ataque a la libertad de prensa y abuso de autoridad hacia el diario y a mi persona.

Permitame dudar de sus dichos, hay cosas que no coinciden con la verdad, como por ejemplo, yo no me pelie con el intendente, y nada tiene que ver sus dichos de los familiares o amigos del gobernador Daniel Scioli. El intendente se enojó injustamente conmigo y con el diario. Le comento que jamás el intendente habló públicamente del tema. Y qué va a decir!!!!

Jamás, pero Jamàs, y eso si es una gran mentira suya, no creo que su hijo haya dicho eso… «esta familia estaba de vacaciones y lo monitoreaba con las cámaras de seguridad que tiene en el exterior de su casa, y si se movían de las cámaras, esta querida mujer, llamaba a los jefes a cualquier hora de la noche, para que el móvil se ponga a la vista de la cámaras, para saber que estaban ahí, cuidando su casa. En otras oportunidades hablaba con el jefe de Policía quien ordenaba estrictamente a los jefes directo de Pablo, que esa custodia era de pura importancia»… textuales palabras del señor Zambrano.

Permitame decirle con todo respeto, que está mintiendo, jamás monitorie, ni puedo hacerlo, evidentemente le contaron mal, jamás llamé a un jefe ni a nadie para decir nada, ni para pedir nada, otra vez esta faltando a la verdad mientras su hijo vivía. Lo que si pedía y por favor que traten de estar en un lugar que las cámaras los puedan tomar por si pasaba algo, para poder pedir ayuda a tiempo. ¡Mire si hay diferencia con lo que usted está contando!

Si quedé muy asustada después de la muerte de su hijo y cuando escucho que el patrullero está en marcha les pido por favor que no cierren todas la ventanillas del auto, que tengan cuidado. Siempre traté a los chicos con mucho respeto, les daba café, agua caliente para el mate, algo fresco para tomar, comida, les preguntaba si habían cenado, les daba helado, a su hijo nunca, pero nunca le hice faltar nada. Ellos están para cuidar a mi familia y nosotros estamos para cuidarlos a ellos. Es mutuo el cuidado, no se equivoque.

Las causas de la muerte de su hijo, no las se, si tengo suposiciones, le cuento al señor Jorge Luis Zambrano que quien encontró a su hijo sin vida, fuimos nosotros, mi esposo salió a llevar el diario como todos los días y cuando regresó le llamo la atención que no se haya ido, se bajó, le golpeó el vidrio, Pablo no respondía, entró a casa a los gritos, desesperado porque la persona que estaba en el auto no respondía a sus llamados y gritos…me despertaron sus gritos, eran impresionante, desgarradores y ahí vimos que Pablo no respondía, tenía las puertas y los vidrios cerrados, llamamos al señor Panessi y fuimos nosotros quien llamamos a una ambulancia, gracias a la intervención del director del Hospital que nos envió muy rápido la ambulancia, ya que ese día se había ahorcado una persona y estaban muy atareados, nosotros llamamos a la policía, sus compañeros llegaron enseguida, hicimos lo poco que pudimos, pero dejamos el alma, por tratar de salvar a su hijo, pero era muy tarde. Estuvimos en todo momento, jamás dejamos ni a su hijo ni a sus compañeros que estaban en la puerta de casa.

Mi familia quedó muy dolida, asustada, shockeada, una joven vida truncada, su hijo tenía 30 años, toda una vida por delante…

Con todo respeto vuelve a mentir cuando dice que nunca recibió de parte de la familia Dematey las condolencias, se la di en tres oportunidades, la primera ese día no pude hacer el diario porque estuve en cama con una crisis de nervios, fui atendida por la empresa SEMER, pero el martes 14 de enero le dediqué el diario Actualidad de Mercedes a su hijo, a su familia y a sus amigos. Dentro de la nota escribí mis condolencias  y mi apoyo hacia su familia, evidentemente eso no se lo contaron, que lástima, pero tengo un diario a su disposición por si quiere verlo.

La segunda vez que le di mis condolencias fue cuando usted me llamó por teléfono para decirme que quería hablar conmigo personalmente, ahí le volví a dar mi condolencias antes de empezar la conversación.

Y la tercera vez se las di personalmente cuando nos encontramos en el bar de la estación de trenes del Sarmiento, se acuerda? estaba el señor Jorge Doménico con nosotros quien escuchó toda la conversación. Usted me pidió que nos encontráramos se acuerda????

La verdad no entiendo su enojo para conmigo y mi familia, usted me llamo en varias oportunidades y siempre lo atendí, lo trate con mucho respeto, realmente no se que le pasó.

Sus palabras me dolieron, sus dichos dañan mi imagen y la de mi familia, por eso le pido encarecidamente que revea sus expresiones, que se retracte, no se de que mentira está hablando, no puede decir que los compañeros de Pablo son posibles victimas de este manoseo político, básico y basado en una mentira, que ya no pueden seguir sosteniendosela a nadie».

O…..me queda pensar que alguien intenta usar la muerte de su hijo politicamente, no desviemos el foco de atención… su hijo estaba cumpliendo una custodia domiciliaria por culpa del intendente no mía.

Y permítame decirle algo para terminar usted utilizó la siguiente frase «Que suerte la de esta mujer tener custodia policial es su casa» que triste lo suyo y que equivocado que está sabe lo feo que es tener una custodia porque tenemos miedo?, si tenemos miedo, estamos viviendo un infierno, hace un año que vivimos un infierno, las amenazas nunca cesaron todo lo contrario, la Municipalidad nos quito la pauta publicitaria, hizo de todo para desprestigiar el diario, y atentó contra la circulacion del diario, un grupo de inspectores nos acosan continuamente, hubo mas denuncias, me cansé de denunciar, la hija del intendente también nos amenazó. Me hicieron pintadas en mi contra, me volantearon, algunos funcionarios municipales salen gratuitamente hablar mal del diario. etc,etc,etc, Está muy equivocado no tengo suerte…. quiero mi vida normal, quiero vivir tranquila, mi familia pide a gritos justicia, basta y no podemos. Hasta la justicia está politizada!!!

Entiendo su dolor, pero no logro entender qué lo llevo a escribir esto o porque se lo escribieron???? No permita que lo usen políticamente. Honremos juntos la memoria de su hijo.

Dios lo bendiga, lo ilumine y lo ayude a encontrar paz para tanto dolor y sufrimiento.

ANDREA FABIANA DEMATEY