SOBERANIA ALIMENTARIA

Ustarroz en presentación de leyes para el campo que produce los alimentos

El mandatario mercedino fue parte de un encuentro en donde se presentaron sendos proyectos de ley de Acceso a la tierra y promoción de la agroecología. Se apunta a mejorar el hábitat rural y promover un modelo agropecuario saludable para luchar contra el hambre y la pérdida de soberanía alimentaria.

La presentación fue en la Colonia Agroecológica de Jáuregui, Luján, donde estuvieron Paco Durañona, diputado de la provincia de Buenos Aires e impulsor de los proyectos, los intendentes de Luján , Leo Botto y de Mercedes, Juan Ustarroz, representantes del INTA, el ministerio de Desarrollo Social, productores locales y miembros de la UTT.

Los dos proyectos de ley apuntan a mejorar el hábitat rural y promover un modelo agropecuario saludable para luchar contra el hambre y la pérdida de soberanía alimentaria.

En sus puntos principales el proyecto de Ley de Arraigo propone la construcción de Colonias agroecológicas con el apoyo del gobierno provincial a las municipalidades que lo soliciten y la habilitación de inmuebles fiscales para la instalación, créditos y ayuda técnica para el diseño de Colonias Agroecológicas.

Como antecedente, desde 2015 funciona la Colonia Agroecológica 20 de Abril en Jáuregui; en un predio cedido por el Estado Nacional  a través de un comodato y que produce verduras que abastecen el ámbito local, siendo la mayor unidad agroecológica del conurbano.

De la misma manera se vienen dando conversaciones con otros municipios que están interesados en estos asentamientos para producir frutas y verduras en su propio territorio, evitando el traslado y los costos que se deriva de esto.

Otro aspecto interesante incluido en el proyecto de ley de Promoción de la Agroecología es la financiación a través de recaudación por multas por la aplicación ilícita de agrotóxicos y la priorización de compra a productores/as agroecológicos/as por parte de los organismos y empresas vinculadas a la Provincia.

El proyecto de Arraigo Rural Bonaerense se vincula con el que ya se presentó a nivel nacional para un Procrear Rural que se denominó Fondo Fiduciario de Crédito para la Agricultura Familiar y que espera el momento para ser tratado en el Congreso de la  Nación.

Todo esto se produce en un momento en que la producción y comercialización de alimentos empieza a perfilarse como un factor estratégico en la economía y la importancia que tiene la participación del Estado para garantizar que estos recursos estén para el beneficio de la Nación y sus habitantes y no al servicio de corporaciones transnacionales.