“psicosis” mayor sin “argumentos sólidos”.

Mensajes apócrifos pone en alerta a autoridades de seguridad y asusta a la población

Durante el fin de semana la sociedad estuvo atenta a una serie de mensajes apócrifos que circularon en las redes sociales y en las cadenas de Whatss App. No sólo en Mercedes, sino en otras localidades, como en Suipacha, donde hablaban en los mismos términos. La Policía Comunal y la Policía Local trabajaron en el tema. Desde la Secretaría de Seguridad de la Municipalidad de Mercedes también buscando no se genere una “psicosis” mayor sin “argumentos sólidos”. El tema no es la primera vez que surge, pero, sigue siendo preocupante.

“En concreto hubo sólo dos denuncias vinculadas al tema. Una de un adolescente que alegó le expresaron desde un auto una seria de apreciaciones inapropiadas dando todas las características del automóvil quedando en materia de investigación, pero, no se puede vincular ese acontecimiento a un intento de secuestro. Fue en Gowland. El segundo de los hecho se trató de un llamado telefónico al 911 donde aseguraban había habido en una determinada dirección un intento de secuestro. Muy cerca de allí estaba la patrulla que se acercó al lugar, además de iniciar el seguimiento y operativo cerrojo, visualizaciones en las cámaras por las dudas y nada. Tampoco cerca del lugar había nadie con las características físicas y etarias descriptas en el llamado” comentó Josefina Kelly, Secretaria de Control Urbano de la Municipalidad de Mercedes en relación a los únicos hechos potencialmente vinculantes.

La cuestión pasó las fronteras de Mercedes. En otras localidades se tuvo la misma modalidad de difusión de datos que alertaban a la población de supuestos intentos o de secuestros. En Suipacha el hecho llegó incluso a que se difunda en las redes una foto de una camioneta, de nombres de personas y datos que son distribuidos sin otra comprobación que la que el posteador ofrece.

Por su parte, el Director de Seguridad Esteban Rossi sostuvo que este tipo de prácticas “son sumamente perjudiciales. No sólo crean confusión en la población, temor y la posibilidad de que se naturalicen los hechos al punto que cuando en alguna ocasión pase de verdad la atención sea menor sino que genera una movilización de recursos importantes, desde móviles a efectivos, alertas y acciones que bien podrían estar en otra actividad”. El hecho recuerda las tantas veces que han movilizado a los Bomberos a zona lejanas y cuando llegaban al lugar no pasaba nada. De la broma a la grosería hay un fino hilo que llevó incluso el asunto al Concejo Deliberante para que se sancione, en caso de identificar, a quien genere tal grave manipulación.

La UFI N°3 de Mercedes también debió ponerse a actuar en el tema dado que no es ninguna situación tomada sin la precaución y seriedad que corresponde. Por lo pronto, hasta el momento, son sólo mensajes infundados sin el más mínimo dato certero de los acontecimientos mencionados.

Desde las esferas de seguridad recuerdan que es muy importante llamar el 911 y dar intervención a la Policía.