Presencia provincial en Mercedes

“Tenemos mandato de llevar adelante una nueva medida de fuerza”

Así lo expresó el Secretario General provincial de UDOCBA, Gustavo Salcedo quien estuvo junto a sus afiliados locales ayer miércoles. Se volvió a plantear una propuesta salarial “insuficiente” y resaltaron que la provincia hace oídos sordos a todos los planteos.

En la mañana de ayer estuvo presente en nuestra ciudad el Secretario General provincial de UDOCBA, Gustavo Salcedo y el secretario de Educación del gremio provincia, Miguel Asterita. Mantuvo un encuentro con los afiliados locales y realizaron una conferencia de prensa donde plantearon distintos aspectos de las luchas que vienen encabezando.

Junto al Secretario General UDOCBA Mercedes, Luis Herrera, Salcedo expresó ante los medios locales que “en el mes de marzo denunciamos que era insuficiente la propuesta salarial y que debía mejorarse la misma y por lo tanto podríamos estar en breve en conflicto nuevamente. De hecho esto es lo que ocurrió y hoy tenemos mandato de todas las asambleas de la provincia de Buenos Aires de llevar adelante una medida de fuerza. Está en riesgo fuerte el inicio de clases después del receso escolar.

El día lunes tenemos una reunión de comisión directiva provincia en donde pondremos fecha, y acordaremos la fecha de la movilización a realizarse en el mes de julio” y agregó que “desde principio de año estamos pidiendo 6400 pesos de básico y la provincia lo dejó aplastado por el piso en 1800 pesos a ese básico. Todo lo demás lo consideramos en negro, no se paga, según lo que dice el estatuto del docente en su artículo 31, se paga por fuera de ello. Creemos que la provincia tiene fondos para pagar un mejor salario. Nosotros denunciamos que hay 20 mil millones de pesos que la provincia esconde y que no lo dedica a educación. Hay un conflicto en cierne que hará que la provincia ponga la plata como corresponde”.

Por su parte, Asterita fue consultado respecto del diálogo que están desarrollando con la provincia al que se refirió como “un diálogo de sordos”. “La provincia de Buenos Aires no nos plantea una negociación seria. Utiliza para ello la existencia de sindicatos que son colaboracionistas, que festejan el logro de un acuerdo y del acuerdo, a los 15 días se demuestra como insuficiente. Se vemos las publicidades de la provincia vivimos en Suecia. Y nos encontramos con escuelas en donde docentes y alumnos pierden día de clases completo porque no pueden acceder por la destrucción de los caminos rurales. El gobierno de la provincia en vez de solucionar el problema de los caminos, quiere encontrar otra salida como mandar a los docentes  a otra escuela y como eso hay muchas otras cosas.

El tema de los comedores escolares también está en crisis. La calidad de la alimentación de los comedores escolares es lamentable, malísima. Estamos en un proceso donde hay un proceso inflacionario importante. Los trabajadores seremos los que paguemos el pato de la boda y pagar los errores de los gobernantes, vamos a tener que pagar toda la crisis que se ha desatado y la única manera que tenemos de defendernos es salir a la pelea. Hay un gobierno de la provincia que parece que gobierna, pero no responde ni en seguridad, ni en educación, ni en salud, ni en infraestructura”, enfatizó.

Por otro lado, resaltó que antes de las vacaciones de inviernos plantearán que “en estas condiciones no comenzaremos las clases tras el receso escolar. Porque 1800 pesos de salario básico es un salario miserable. Acá y en cualquier parte. Nosotros pedimos que nos paguen en blanco y que nos paguen un sueldo aceptable, no queremos ser ricos, pero tampoco trabajamos para ser pobres”.

En tanto, respecto de la situación local, Herrera expresó: “Mercedes  no es ajeno a la provincia de Buenos Aires. Lo que se está viviendo puntualmente y denunciamos nosotros también es el tema de los comedores escolares. Hicimos la presentación en la Unidad de Gestión donde pedimos una definición política del cierre de los comedores. Decimos que no tiren más la tierra de bajo de la alfombra y que se hagan cargo. Que den una respuesta política del cierre. Los directores están de acuerdo porque no pueden seguir luchando con media ración de la mitad de un peso. Me parece que esta cuestión ya pasó el marco de la escuela y nos piden asistencialismo y nos piden voluntarismo a los docentes. De ninguna manera nosotros estamos para hacer asistencia ni para ser voluntarios. Otro tema que le preocupa a los compañeros es el tema de las escuelas rurales. También denunciamos esa cuestión y hasta el momento no tenemos respuesta”.