POR UN FALLO DE LA CORTE

Las mujeres presas podrán percibir asignaciones familiares

Por unanimidad, el Supremo Tribunal resolvió que las presas podrán recibir la Asignación Universal por Hijo y la Asignación por Embarazo

La Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió que las mujeres detenidas tienen derecho a percibir las asignaciones familiares  tras hacer lugar a un reclamo de internas del Centro de Detención de Mujeres Unidad 31 de Ezeiza.

Todos los integrantes de la Corte coincidieron condenar a ANSES a pagar la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo a las internas  que atraviesan un embarazo o se encuentran detenidas con sus hijos menores de cuatro años.

El reclamo de las internas había sido acompañado por un habeas corpus de la Procuración Penitenciaria de la Nación y de la Defensoría Oficial, que fue rechazo por la Justicia Federal de La Plata. Sin embargo, Casación dio lugar al reclamo, un fallo que terminó recurrido por ANSES, por lo que intervino el máximo tribunal.

En línea con Casación, la Corte destacó que “el ingreso a una prisión no despoja a las personas de la protección de las leyes y, en primer lugar, de la Constitución Nacional de modo que toda situación de privación de la libertad impone al juez o funcionario que la autorice el deber de garantizar el cumplimiento de las normas constitucionales, los tratados internacionales ratificados por la República Argentina y los derechos del detenido no afectados por la medida de que se trate”.

En ese sentido, los magistrados argumentan que “los derechos de las niñas y niños alojados con sus madres [en instituciones carcelarias] requieren su protección integral para garantizarles el ejercicio y disfrute pleno, efectivo y permanente… La omisión en la observancia de los deberes que corresponden a los órganos gubernamentales del Estado habilita a todo ciudadano a interponer las acciones administrativas y judiciales a fin de restaurar el ejercicio y goce de tales derechos a través de medidas expeditas y eficaces (art. 1 de la ley 26061)”.