PARA EL FMPV ELUDEN EXIGENCIAS NORMATIVAS

Cuestionan habilitación de supermercado: es una “burla a la ley y perjuicio a comerciantes”

Es el que está ubicado en la esquina de la avenida 1 y 24. “Cuando resultan manifiestos los artilugios utilizados para eludir las exigencias que la norma señala, es preciso fijar posiciones firmes”, esgrimieron los concejales.

El bloque de concejales del Frente Mercedino para la Victoria cuestionó “las burlas a la ley y el perjuicio provocado a pequeños y medianos comerciantes” ante la inminente habilitación por parte del municipio de un nuevo supermercado, ubicado en la esquina de la avenida 1 y 24.

En ese contexto, los ediles remarcaron la ordenanza vigente que “es la norma reguladora de la actividad, cuyo espíritu apunta a proteger a pequeños y medianos comerciantes de nuestra ciudad”.

“Cuando resultan manifiestos los artilugios utilizados para eludir las exigencias que la norma señala, es preciso fijar posiciones firmes”, agregaron los concejales opositores.

En efecto, en la reunión del consejo consultivo permanente creado por la ordenanza 5832/04, el Frente Mercedino cuestionó la habilitación del comercio, en la que se evidencia una maniobra que desnaturaliza la ordenanza. En el mismo, “nos opusimos a la pretendida habilitación del autoservicio de avenida 1 y 24, entendiendo a dicho proyecto como una burla a la ley que fijará antecedentes que van a terminar desnaturalizando los fines de la norma, y dejando a la deriva a todos los pequeños autoservicios y almacenes”, resaltó Juan Pablo López.

Según indicó, se solicita la habilitación de un autoservicio “cuyo proyecto se emplaza en un mismo inmueble que es dividido internamente para reducir los metros cuadrados y de esa forma acortar el radio de protección fijado por el art. 4 de la referida ordenanza”.

Y en ese sentido puntualizó que “la situación de tener un único titular bajo dos nombres de fantasía, y un único inmueble dividido solamente por un tabique, claramente denota la intencionalidad de dividir los rubros de un mismo negocio y de esa forma eludir las exigencias normativas”.

López resaltó que, “esta modalidad intenta eludir el espíritu que motivo la sanción de estas ordenanzas, que es la protección de los pequeños y medianos comerciantes, fijar las pautas de sana competencia, y evitar la saturación por rubros.”

“Avalar estas situaciones fijará un precedente que convertirá  a nuestras normas en letra muerta”, concluyó el edil.