ORGANIZADA POR EL FRENTE MERCEDINO PARA LA VICTORIA

La Trocha fue una fiesta inolvidable con Horacio Guarany

“Cuando yo era chico jugaba aquí, en este lugar, y hasta hace pocos meses me daba mucha pena el abandono, los yuyales. Por eso agradezco que este predio hermoso se haya recuperado para todos los mercedinos y que se hagan cosas como las de hoy”.

guarany9El Carpintero Cantor, uno de los artistas locales que se sucedieron en el escenario, resumió con acierto el clima vivido ayer en el predio de la Trocha (avenida 40 y calle 21), una fiesta inolvidable que finalizó con la presentación estelar de Horacio “Pueblo” Guarany.  A lo largo de la jornada, miles de vecinos de Mercedes y otras ciudades (Moreno, La Reja, Lincoln, Suipacha, San Andrés de Giles, Luján, Chivilcoy, Capital) pasaron por el amplio espacio de la vieja estación y, con entrada libre y gratuita, se fueron plenos de folclore, de alegría, de emoción, en el marco de la celebración organizada por el Frente Mercedino para la Victoria, junto con la Secretaría de Cultura de la Nación, por el Día del Trabajador.

Hubo feria de artesanos, actividades para los más chicos, cantina a beneficio de los Bomberos Voluntarios de Mercedes y un sol precioso para acompañar la fiesta. Desde temprano la gente comenzó a pasear por los puestos de artesanos organizados a lo largo del predio y -muchos de los vecinos con sus propias reposeras o sillas, el termo y el mate-, se fue preparando para el espectáculo central anunciado: Horacio Guarany.

guarany10La espera, por cierto, fue mucho más que amena: el grupo de baile Herencia Atamisqueña, El Niñense Raúl Rodríguez, Héctor el Carpintero Cantor, Mabel Martínez La Calandria Mercedina, el Trío Pampa, Oscar Rosello y su banda y Sebastián Neiro, entre otros, le dieron vida y color al escenario principal. Todos (y cada uno a su turno), además, manifestaron su agradecimiento hacia los organizadores por la oportunidad de mostrar su arte y, a la vez, compartir programa con el legendario Guarany. En la conducción del festival en el Centro Cultural La Trocha, por su parte, corrió por cuenta de Fernando Luna, siempre con el estilo cálido que le reconocen los vecinos de Mercedes.

El marco se completó con una exhibición de cuadros en uno de los galpones (en los que también hubo partidas simultáneas de ajedrez para los chicos), juegos, castillos inflables y la opinión general de los vecinos: “Es hermoso –resumió Alicia, del propio barrio Trocha-. Que en un lugar hasta hace poco abandonado y que era un foco de inseguridad ahora podamos vivir cosas así, es para aplaudir. Ojalá se pueda repetir muchas veces más”.

Unos pocos minutos pasadas las 19, el público (varios miles) estalló con la presencia de Guarany, quien a sus 88 años mostró que su manejo de la escena sigue intacto. Hizo chistes, recordó su cercanía (vive en Luján hace más de dos décadas), presentó un grupo de músicos muy sólidos y deleitó con varios de sus clásicos. Así en el repertorio fueron pasando ‘Piel Morena’, ‘Pescador del Paraná’, ‘Si se calla el cantor’ y varias más, mientras la imagen saliente era la de cientos de vecinos filmándolo con sus celulares.

Antes del cierre, el doctor Juan Ignacio Ustarroz –presidente del bloque de concejales del Frente Mercedino-, agradeció el esfuerzo de todos los organizadores del festival, saludó a los trabajadores en su día y le entregó a Guarany un presente.

Y Guarany, al recibirlo y tras abrazar a Juani, se despidió con un último chiste: “Hermoso el cuchillo, pero… ¿y los salames?”. La risa de miles de mercedinos, ese resumen inmejorable de la alegría, fue el broche ideal para una fiesta inolvidable.