Opinión: Las soluciones son colectivas, o no son –  Por José Luis Pisano

Algunos puntos sobre el traslado de la Secundaria N° 13.

No vamos a quedarnos de brazos cruzados ni queremos que se acostumbren al edificio actual, porque estamos seguros que esto es momentáneo.

Todos saben que se tomó una decisión pensando en el resguardo de la comunidad educativa que trabaja enseñando y aprendiendo en la Escuela Secundaria 13. No fue fácil. A partir de allí surgieron muchas versiones y distintas miradas para dar solución al problema. Se trasladó a un edificio que no es el mejor, lo sabíamos, pero les paso a contar todo lo trabajado durante los últimos 10 días (un resumen muy escueto, para que lo lean, pero fue esto y mucho mas lo trabajado).

El día viernes un conjunto de padres nos presentó una nota pidiendo una reunión que se concretó el día martes 2 de mayo en el Consejo Escolar, donde participamos los consejeros, la jefa distrital, directivos, padres y representantes del centro de estudiantes.

De esa charla e intercambio de opiniones llegamos a varias conclusiones y asumimos compromisos. Les explicamos a los padres que la Municipalidad de Mercedes puso a disposición todos los espacios con los que cuenta (Unzué, Martín Rodríguez, Trocha, etcétera) pero la escuela cuenta con 7 cursos y 170 estudiantes en el turno mañana, y 5 cursos con 100 estudiantes a la tarde, por lo que a pesar del esfuerzo y la excelente predisposición ninguno de los espacios tenia la posibilidad de contener esta cantidad de alumnos.

Nos han manifestado respecto al espacio donde se formaba la escuela de la Policía Local en el Unzué. Allí el espacio está preparado pero no para contener la cantidad de cursos necesarios, porque tampoco era posible dividir los cursos en distintos lugares por las funciones de los directivos, docentes y preceptores.

Hemos consultado y agotado todas las posibilidades edilicias, de instituciones públicas y privadas, llamando y visitando.

Otras escuelas que tienen el espacio, también tienen cursos en los mismos horarios, y era necesaria la separación de los cursos, por lo que también se desistió.

Les contamos sobre el expediente de donación de terreno para la construcción de edificio, el cual dormía desde el año 2013 en unos cajones del mismo Consejo Escolar y que desde el momento en que lo encontramos comenzamos a activarlo y seguirlo, aun sin respuestas concretas.

Asumimos el compromiso de solicitarle a la provincia un servicio de transporte escolar para aquellos que lo necesiten.

También nos comprometimos a continuar luchando junto a ellos para la construcción del edificio y el arreglo del edificio de la 6.

No vamos a quedarnos de brazos cruzados ni queremos que se acostumbren al edificio actual, porque estamos seguros que esto es momentáneo.

Dialogamos sobre las condiciones de la escuela y volvimos al edificio para modificar todas las propuestas que nos hicieron, para mejorar las condiciones pedagógicas.  Ya nos pusimos a trabajar en esos cambios propuestos.

Estamos trabajando en todos los problemas que nos plantearon los padres.

De la reunión se sugirió que se autorice la suspensión de clases hasta tanto la situación cambie, esto fue autorizado y estamos trabajando a mil para que sean la menor cantidad de días. No va a ser más que esta semana.

Frente a todo esto, es necesario destacar que pusimos en práctica mucho de lo que dicen los libros de educación, que es trabajar con la comunidad educativa, eso hicimos, porque las soluciones son colectivas, o no son.

* José Luis Pisano es consejero escolar del Frente Mercedino para la Victoria