Nos dejó una huella imborrable.

He perdido a un amigo y excelente cantor: Carlos Ferreyra. Mercedes también llora su partida.

rubi gazzotti

Esta es una nota que jamás la quisiera haber hecho, pero la vida es esta y es el final de nuestro paso terrenal, para luego alcanzar la vida eterna. Hablo como creyente y respeto todos los credos, religiones y creencias. Pero escribir una nota para despedir a un amigo, a una buena persona, a un cantor, cuesta mucho hilvanar las palabras, porque no se puede separar el sentimiento y el pesar, por más preparados que estemos, es solamente virtual, porque cuando los hechos y las partidas de seres queridos y amigos suceden realmente, la cosa cambia pero no nos queda otra alternativa, que aferrarnos al Señor y a la oración.

Yo conocí a Carlitos Ferreyra hace muchos años cuando Carlitos era ferroviario del F.C. San Martín y de ahí se inició una linda amistad, porque yo era un gran admirador y a veces seguidor de este cantor, como se dice en el lenguaje popular: un cantorazo. Cada día Carlitos iba escalando posiciones y popularidad. Ganó varios certámenes y distinciones y nos representó ganando con los abuelos Bonaerenses; esto es solo una pequeña ilustración nada más, los éxitos fueron muchos; imposibles de enumerarlos a todos, pero no podemos dejar pasar por alto cuando fue a cantar a los Emiratos Árabes, lugar donde triunfó ampliamente y de donde recibí varias cartas y tarjetas que me envió Carlitos desde su estadía de aquel lejano país y que yo guardo como un pequeño tesoro sentimental, máxime ahora con la inesperada partida de Carlitos, que dicho sea de paso, todavía podía dar mucho más, pero como ya dije; la vida es esta y nosotros no la podemos cambiar. Pero la sorpresa más grande me la llevé cuando una mañana yo transitaba la vereda del Palacio Municipal y me crucé con Carlitos, nos paramos a conversar y enseguida me dijo algo que yo no lo podía creer: voy a grabar un nuevo disco y quiero incluir tu tango cuya letra está dedicada a Mercedes. Para mi fue como si alcanzara el cielo con las manos, porque un cantor de los kilates, de la valía de Carlitos Ferreyra que me pida la letra y la música del único tango dedicado a Mercedes en más de 250 años, fue una alegría. Después que lo grabó con el guitarrista Luis Deantoni. Música del Maestro Salvador Bavastro; Luego Carlitos me citó a su casa y me lo hizo escuchar: me emocioné como lo cantó y les gustó a todos. Tal es así que también le lleve una copia al Señor Intendente Carlos Selva y la aceptación y las felicitaciones fue para todos; letrista, cantor, guitarrista y un recuerdo al autor de la música Salvador Bavastro. Esa grabación de mi tango con la voz de Carlitos Ferreyra la voy a guardar como un tesoro y de vez en cuando lo voy a escuchar para ilusionarme que Carlitos está con nosotros. Carlitos siempre te recordaremos, gracias por todo lo que distes; rezaremos por tu alma y por tu familia y que Dios te tenga en su lado y en la gloria. Que haya paz en tu tumba.

RUBÍ GAZZOTTI