Noche caliente en el Honorable Concejo Deliberante

Milhomme le pidió a Navarro: “Devolvé la banca que es del Frente Renovador”

El lunes hubo fuertes cruces entre legisladores de 1Pais y Cambiemos. Juan Navarro denunció aprietes durante su paso por el selvismo y Milhomme le respondió con dureza. Cestari solicitó un psicólogo y la discusión ventiló trapitos al sol en los bloques opositores que nadie imaginaba.


Momentos de tensión se vivieron en la última sesión del Concejo Deliberante: los bloques opositores, lejos de debatir los problemas de los vecinos, llevaron la cuestión a las internas partidarias, retomando viejos rencores y poniendo al conocimiento de los vecinos aquello que suele quedar entre cuatro paredes.

Así, Carlos Milhomme le pidió a Juan Navarro la banca por haber asumido desde el Frente Renovador. Sabrina Selva se sumó al reclamo. A Juan Carlos Benítez le “negaron” su historia peronista al decir que “venía del PRO”. Y José Cestari pidió un psicólogo. Una noche que quedará en el recuerdo.

El debate terminó tapando todo lo importante que se ponía en juego: tasas, SAME, pedidos de informes. Fue, como se dice, conocer algo que quizás “tenían adentro y en algún momento iba a salir”

Es una de esas cuestiones que al final, nadie sabe cómo empezó, pero sí que terminó muy mal. Navarro dejó entrever que Carlos Milhomme era “mentiroso” y este no se la dejó pasar solicitando se disculpe.

Orgullo y coherencia

Milhomme dijo que está “orgulloso” de sus dos bancas gracias a estar con Carlos Selva, desde el Frente Renovador, que “fue la misma agrupación política que le dio la banca al señor Navarro y está aquí por esa fuerza política y no por el bloque de Cambiemos al que se fue”, para destacar luego: “Lo que más me duele es tanta gente que creyó en la lealtad del Concejal Navarro para con esta fuerza política. Estuviste representando una casa peronista y acabás de insultar una fuerza política que te puede gustar o no, pero ese desprecio de decir que los peronistas son todos iguales, se van a juntar, es despreciar la política”.

“Decí cuál es tu ideología, para que nos mostremos como somos, pero de ahí a mostrarme con la camperita verde y después con la roja estoy absolutamente convencido de que yo no lo haría -agregó Milhomme visiblemente molesto con Navarro y sus dichos-. Si no queda un vacío y es entender que vamos saltando de banca en banca según la conveniencia personal, absolutamente personal. Acá estamos para representar una fuerza política, no me estoy representando yo, soy el que menos me tengo que representar, me debo a las personas y a todos los ciudadanos, una vez que somos concejales, pero dentro de una fuerza política”.

Antes de cerrar dijo: “En nuestra fuerza política nacional, provincial y local venimos sosteniendo la coherencia que ponemos en práctica desde nuestra banca, por eso hago algo que no me gusta, que es individualizar”.

 Aprietes

Navarro expresó luego, en un ida y vueltas de alta tensión: “Mi situación personal cuando estuve en el Frente Renovador no fue tan fácil como la están planteando. Yo recibí aprietes para votar en contra de mis convicciones, así que la historia la tienen que conocer y vos la sabés, Carlitos (NdR: hablándole a Milhomme), así que tenés que decir toda la verdad, porque yo nunca renuncié a mis convicciones, me han pedido hasta la renuncia a mí, por pensar distinto y votar distinto en casos en que en muchos estaban de acuerdo conmigo”.

La verdad y la no verdad

Fue ahí que Milhomme pidió que Navarro se rectificara por tratarlo de “no decir la verdad”, es decir, “mentir”. Ante ello Navarro sostuvo: “No me importa pedir disculpas. Mi situación no ha sido nada fácil, votar de acuerdo a mis convicciones, y asumí en el Frente Renovador con una pata radical porque les guste o no porque el Frente Renovador no era sólo una bandera con peronistas porque el Concejal Benítez venía del PRO y también asumió como concejal. Era un espacio plural que no terminó siendo lo que uno deseaba y también lo tengo que decir, me pidieron la renuncia, qué quieren que haga en ese espacio”, dijo.

“Un psicólogo por favor, presidente”, decía al pasar José Cestari, en una sesión única. Sabrina Selva, por su parte, le echó más leña al fuego: “Entiendo los nervios del Concejal Navarro, pero cuando dejó de participar en un espacio político humildemente le solicitamos la banca en privado y ahora se lo hacemos en público porque esa banca pertenece al Frente Renovador Mercedes”.

Navarro retrucó: “Me la pidieron por pensar distinto antes de irme del bloque”.

El concejal Oscar Albini, antes del cierre, desde Cambiemos pidió que se retomara el temario de una noche muy caliente, pidiéndole a su compañero de bloque que “sigan en privado” el asunto; y Milhomme, antes de cerrar el tema, volvió a la carga y dijo: “Si no tengo correspondencia en lo que pienso con mi fuerza política me voy a mi casa, me voy a mi casa”.