Nada más que una opinión.

La celebración y los actos centrales del día de la Bandera se deberían trasladar a otro lugar.

Ustedes saben de que yo soy muy observador y tengo la gran suerte que no uso teléfono celular (respeto al que lo usa), entonces mi mente y mi cabeza está fresca como una lechuga y por eso muchas veces veo cosas que otros no ven por tener toda la atención y depender de ese aparatito que tiene cautivado y atrapado a la mayoría del pueblo.

Por eso una de las cosas que veo mal, a mi entender, luego de asistir a los actos centrales en la conmemoración del Día de la Bandera en Mercedes, en la plaza que lleva el nombre del prócer Manuel Belgrano, lo pensé bien, medité y llegué a la conclusión de que, dicho acto se tendría, se debería cambiar de lugar; es decir alejar el bullicio, el ruido, los parlantes, la Banda de música, los micrófonos que hacen y producen semejante ruidos y bullicio y agreguémosle bochinche frente, pegado al Hospital Blás L. Dubarry. A mi me parece que no es nada agradable y aconsejable y conveniente desarrollar un acto bastante ruidoso frente a un hospital, donde hay pacientes con diferentes dolencias y seguramente con dolores u otros síntomas que no soportan o no quieren sentir el más mínimo ruido, aunque repito sea mínimo, lo que seguramente causa molestia. No olvidemos y se los recuerdo que,en todos los hospitales o centros asistenciales, yo diría en la mayoría, está la imagen impresa en afiches de una enfermera con el clásico dedo en la boca y dice: silencio; por un lado pedimos silencio y por el otro le metemos semejante batifondo, eso es todo una contrariedad. Muchos quizás dirán son apenas dos horas y una vez por año, pero el que sufre una dolencia y no quiere y no puede soportar su dolor, quiere estar tranquilo, como es lógico. Yo creo y lo digo nada más que, como una opinión y una sugerencia que, la celebración y los actos centrales del día de La Bandera en nuestra Ciudad se deberían trasladar de lugar; se tendrían que alejar de frente al Hospital y por lo menos llevarlos a la calle 14 u otro lugar cerca de la plaza. Todos lo aceptarían y lo comprenderían sabiendo el motivo. Ustedes saben de que yo publiqué varias notas de este tenor con referencia a algo parecido que pasaba cuando el corso lo instalaban en Av. 29 frente a la clínica allí existente (29 y 16). No podía ser que los parlantes, el bullicio y todo lo que encierra un corso que no lo voy a describir, porque todos ustedes lo saben; todo eso esté frente a una clínica donde hay muchos pacientes que no quieren sentir ruido, donde no se necesita ninguna explicación para saber de que frente, al lado o pegado a un centro asistencial de la salud hagamos bochinche, hagamos ruido, le pongamos micrófonos, parlantes y hasta una Banda de Música. Por suerte mi sugerencia y la de otras personas, el corso no se instala más frente a la clínica, se llevó a la calle 29 y 18 y en adelante. Ojala los actos del día de la Bandera en plaza Belgrano el 20 de junio de cada año corran la misma suerte que el corso de frente a la clínica, es decir, se cambie de lugar, alejarlo de cerca del Hospital. Aclarando que es solo una opinión y una sugerencia, nada más que eso. ¿De acuerdo?. A lo mejor usted la comparte.

RUBÍ GAZZOTTI