Miguel Angel Pichetto candidato a vicepresidente por Cambiemos

Miguel Ángel Pichetto confirmó oficialmente su candidatura a vicepresidente Cambiemos en su lugar en el mundo político: la Cámara de Senadores.

«Acepté inmediatamente la propuesta del Presidente», reveló el senador cuando se le preguntó sobre Mauricio Macri y su inesperada propuesta electoral.
«Macri me ha honrado, inmediatamente le dije que sí, no hubo dudas», explicó Pichetto. Y remató: «Borges dijo que frente a las dudas, hay que actuar con coraje, y yo lo hice».
Pichetto fue diecisiete años jefe del bloque de senadores peronistas, y durante su conferencia de prensa en la Cámara Alta anunció que renunciaba a esa responsabilidad política. «He tomado una decisión personal, que no incluye a mi partido», adelantó el senador ante los periodistas que habían llegado al Salón Rosa del Parlamento.
El candidato a vicepresidente de Macri hizo una defensa cerrada de la autoridad presidencial, rechazó la posibilidad de otorgar poder a las asambleas populares y enfatizó en la necesidad de pensar en términos del capitalismo moderno. «Todavía hay gente que piensa en el Consenso de Washington; eso es el pasado, ahí no tenemos que regresar», señaló durante la conferencia de prensa.
Pichetto reveló que mantuvo conversaciones telefónicas con los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta) y Gerardo Morales (Jujuy), y con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, para informar acerca del ofrecimiento de Macri y de su inmediata aceptación.
Asimismo, el senador justicialista avanzó en una idea que forma parte de su ideología política: «Desde el 10 de diciembre tiene que haber un gobierno de coalición, para que no haya oportunidad de ir hacia el pasado», dijo.
En este contexto, Pichetto consideró que la política exterior de Macri era moderna e integradora con el mundo, elogió la decisión de potenciar la inversión en Vaca Muerta y rescató el rol económico de la producción agropecuaria. «Tenemos que hacer minería, respetando al medio ambiente, pero tenemos que desarrollar la minería», insistió.
El legislador justicialista siempre rechazó las prisiones preventivas dictadas en casos de corrupción y defendió el uso de los fueros para evitar la captura y detención de Cristina Fernández y Carlos Menem. «Yo mantengo mi idea al respecto. Creo que la diversidad de opiniones contribuye. El Presidente me eligió como uno, y voy a seguir pensando igual: no comparto las prisiones preventivas, ni el gobierno de los jueces», remató.