Más de una decena de evacuados por la crecida del Río

Precipitaron alrededor de 160 mm y el río desbordó alcanzando alrededor de 2.50 metros. El lunes a la noche se evacuaron ocho personas y entre la tarde y la noche de ayer se debió auxiliar a varias familias más. Hay varios autoevacuados que se refugiaron en casa de familiares.

Con las fuertes lluvias un vez más el río Luján salió de su cauce anegando varias calles de la ciudad y perjudicando a los vecinos. Según la Estación Experimental de Gowland entre el sábado y el lunes precipitaron alrededor de 160 mm.

Tras las lluvias y el desborde el lunes por la noche la organización del Comité de Crisis junto a Bomberos Voluntarios evacuaron a ocho personas que fueron alojados en el centro de evacuación dispuesto en el ex Instituto Unzué.

El coordinador del área de Defensa Civil, Juan José Alterino indicó: “el lunes al mediodía se reunió el comité de crisis con el señor intendente y nos pusimos en estado de alerta. A las diez de la noche se conformó la guardia encabezada por el secretario de Desarrollo Hugo Zunini, el director de Seguridad Esteban Rossi y quien les habla, con personal de Desarrollo. Pasamos toda la noche trabajando” y agregó que el río “aún está en estado de creciente. Puede ser que baje cuando termine de salir el agua de los campos que va a ser que crezca un poco más. Llegó a más de 2 metros por el mediodía por lo que llegó a la calle 61, y por 29 hasta 78. El río sigue en crecida. Se espera que hasta la madrugada siga así y luego se estabilice y comience a descender”

“Esperamos que el río se porte bien y no nos haga una jugada como anoche. Por la tarde se constató que subió unos diez metros lineales, por lo quede estar en alrededor de 2.50 metros por fuera de su cauce”, señaló.

Evacuados

El secretario de Desarrollo Social, Hugo Zunini confirmó que hubo ocho evacuados que fueron resguardados en el Unzué: “Desde las primeras horas del temporal trabajamos, en la madrugada aparecieron los primeros evacuados. Ingresaron ocho en total, seis adultos y dos niños. Son de distintas familias de la calle 26 al fondo, cerca de lo que era el Club Redes pero también del Barrio San Martín”.

Según se indicó en horas de la tarde la mayoría de ellos habían regresado a sus hogares, siendo que al menos dos de ellos eran acampantes que se encontraban en el parque municipal.

“En el barrio San Martín se anegaron las calles y casas con distintos niveles favoreció el ingreso de las aguas. Para prevenirlo, las familias sacaron el mobiliario y pasaron la noche dentro del lugar que se habilitó en la Secretaría de Desarrollo Social. El problema podrá venir cuando siga la crecida del río a partir del desagüe de los campos. Hay mucha gente que no quiso salir de sus casas, pese a tener agua dentro de los hogares. No quieren abandonarlo y el río sigue creciendo”, señaló Zunini.

Respecto de lo que se esperaba de las próximas horas, los funcionarios tienen distintas expectativa. Sin embargo, ambos coincidieron en que “está todo preparado para recibir mucha gente porque tenemos los salones del Unzué preparados con camas y colchones. Creemos que puede venir más gente del Barrio Marchetti porque en toda esa zona estaba creciendo el río. Incluso llegó a la calle 10 a la altura del CIC. El agua busca el desagote hacia el río. Algo que no había ocurrido anteriormente. Hay varias zonas anegadas”.

Vale destacar que también existe un número que no puede precisarse de autoevacuados que se refugiaron en casa de familiares como consecuencia de las inundaciones y los anegamientos.

Al cierre de esta edición una mujer y sus hijos fueron trasladados al Unzue y se estaban realizando evacuaciones utilizando una lancha en la zona de 70 y 27, cuya cantidad de evacuados no pudo determinarse.