Luis Colao:

“Si vas en la ola amarilla de los Niembro y la corrupción no podés decir que sos distinto”

El ex candidato a intendente por el Frente Progresistas, Luis Colao, aseguró que todos los espacios políticos que forman parte de la alianza Cambiemos “no pueden decir que son distintos si van en la ola amarilla de los Niembro y la corrupción”.

Colao hizo referencia de este modo al caso de Fernando Niembro, quien debió renunciar a su candidatura a primer diputado nacional por el PRO de Mauricio Macri tras conocerse que, a través de una empresa de su propiedad (La Usina), recibió pagos irregulares por más de 21 millones de pesos de parte del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; y también a la actitud posterior de algunos candidatos de la alianza que competirán en octubre y que intentaron marcar distancia con lo sucedido.

En nuestra ciudad, el candidato a intendente por el PRO y la alianza Cambiemos será el radical Lucas Fal, tras imponerse en las elecciones primarias a otros tres postulantes.

“Vengo del radicalismo intransigente, de la opción por los desposeídos de Irigoyen y Alem, que nació para luchar contra un régimen conservador, y nunca voy a estar aliado a un sector de estas características como el PRO –dijo el concejal mandato cumplido-. Uno no puede olvidarse de su historia, no puede cambiar lo que uno piensa por una elección o por un cargo, porque eso es la política acomodaticia. Nosotros perdimos pero levantando nuestras banderas históricas –agregó-. Tuvimos coherencia, dignidad y defendimos nuestros principios personales. Soy progresista, creo en la socialdemocracia y hay que ser fiel a lo que se pregonó durante toda la vida”.

Colao recordó que en agosto de 2014 el Frente UNEN, en un acto en Comunicaciones del que participó el propio Fal, había acordado la conformación de una alternativa progresista y “que en ese momento nosotros desde el GEN dejamos claro que no íbamos a acompañar la posibilidad de una alianza con el PRO. Macri era el límite”.

 

“Macri le ofreció a Margarita (Stolbizer, candidata a presidenta por Progresistas) ser parte de la alianza como única candidata a gobernadora bonaerense, y dijo que no. No le dieron las tripas como tampoco a nosotros nos dan las tripas para pactar con Macri. Vos no podés ser conservador arriba y progresista abajo, eso no existe en la política –dijo FM La Tribuna-. Cuando vos adherís a un proyecto lo hacés en su totalidad. No podés hacerte el distraído y decir ‘no, acá en la ciudad…’”.

“Y no adherimos porque no somos lo mismo. Ahora, si estás adentro y te arrastra esta ola amarilla, la corrupción, el manejo de la plata del Estado, los Niembro, la compra de la política… bueno. No podés decir que sos distinto, no podés presentarte como el impoluto, el cambio, la República –enfatizó-., porque encima los corruptos son los que encabezan las listas. Nosotros no íbamos a participar de esto. Nos irá mejor o peor, pero construimos pensando en el futuro y sin entregar nuestras banderas”.

Para Colao, el caso Niembro “descubrió que lo del PRO es una puesta en escena, que detrás no hay sustancia, no hay nada”; y que por eso “la gente ya le empieza a dar la espalda. Estos dirigentes no nos aseguran nada, y mucho menos aseguran la defensa de los intereses populares y de las clases medias de la Argentina”.

Ya de cara a las elecciones de octubre, y en el plano local, el ex concejal opinó que “serán tres fuerzas con posibilidades concretas de meter concejales” y que los vecinos elegirán como intendente “al que vean mejor preparado”.

“A mí me preocupa saber hacia dónde va Mercedes –indicó-. Ayer lo escuché a (Juan Carlos) Badano diciendo ‘vamos a ver qué hacemos para los próximos años’ y a mí me dio un poco de pavor. Muchas propuestas son generalidades pero no explican cómo van a hacer lo que dicen. En qué estudios se basan para tomar determinadas medidas. Son muchos temas que no se estudian en poco tiempo y no se puede improvisar”.

“Es verdad que la gente reclama cosas básicas, pero si estamos focalizando en eso somos una ciudad que se muere. Si pensamos que la función del intendente es tener las calles limpias, contratemos a una empresa de limpieza y pongámosla al frente del municipio. Eso me parece una reducción muy pobre de la política, porque la vida de hoy marca otra cosa: marca la necesidad del desarrollo del municipio, de definir una matriz productiva para atraer inversiones, de crecimiento, de política de tierras, de una mirada mucho más amplia que la preocupación de pasar la barredora”, cerró.