LLUVIAS EN LA CIUDAD

Menos mal que sólo fueron 10 minutos

Es preocupante. Muy preocupante la situación que se vive en la ciudad cada vez que la lluvia cae desde el cielo. A la vez, el calentamiento global llegó hace rato. No hay que esperarlo en el futuro, lo tenemos entre nosotros.

lluvias 1Aumento de lluvias en el centro y norte del país, incremento de la duración y frecuencia de sequías en el Oeste y el Sur, multiplicación de eventos climáticos extremos e incrementos en las enfermedades de los cultivos de granos. Éstos son algunos de los efectos que ya se están haciendo sentir en la Argentina y que podrían repetirse con intensidad creciente en los próximos años o décadas, según el nuevo informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático que se presentó en Yokohama, Japón el pasado mes de abril.

Es cierto hay un cambio grande en el clima y las lluvias torrenciales, con caída de granizo incluida, que se producen con mayor frecuencia y que sufrimos en nuestra ciudad, en el distrito.

Ya llega una altura que miramos con mayor frecuencia el cielo para estar atentos y pendientes si va a llover o no, y cuanto lloverá, si se producirá caída de rayos.

Es una tarea pendiente aún que todos tenemos en cuidar este alicaído mundo, evitar seguir aumentando el calentamiento global, cuidar el medio ambiente porque de esa manera nos estamos cuidando todos, y entre todos, cuidar y proteger nuestro lugar en el mundo.

Por qué depende de todos nosotros?.

Porque desde el municipio, la municipalidad, la comuna, la intendencia, llámelo como usted quiera, va a esperar que haga algo, estamos por mal camino.

Por más que el municipio haga decenas, cientos, miles de campañas de concientización y cuidado del medio ambiente, por más que haga anuncios solicitando a los vecinos que saque las bolsas de basura en ciertos días y en determinados horarios; si desde el mismo municipio no cumplen con su tarea de recolección, de barrido y limpieza de hojas o basura que pueda obstruir el desagote del agua de lluvia, todo lo que pregonan y como vecinos hacemos, es en vano.

No solo nos tenemos que preocupar por el medio ambiente, por el calentamiento global y por las lluvias torrenciales. Ahora es cuestión de tiempo. Si en diez minutos las calles mercedinas quedan así, tenemos que preocuparnos porque no llueva más tiempo.

Como vecinos mercedinos hacemos lo que piden, solicitan y aconsejan. Es hora que los que pregonan, hagan.

Como diría su gran conductor “mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar”. El tema es que tiene muchos conductores.