LAS DOS CARAS DE UNA MONEDA: “EL CASO MELO”

El Dr. Ariel Fusco fue entrevistado por la periodista Susana Spano de Radio Fenix

S.S.- Querríamos tener su opinión acerca de la causa de su defendido, Marcelo Melo.

Dr. F.- El fiscal no ha cerrado la instrucción y le ha requerido al Sr. Juez de garantías, la elevación a juicio de la causa, que es la etapa plenaria donde se dilucidan estas cuestiones. De ese pedido, el juez me ha corrido vista a mí para que, en quince días, lo conteste y después él dictará su resolución, haciendo lugar al pedido de elevación a juicio o haciendo lugar acerca de los planteos que haga la defensa: probablemente un sobreseimiento o un cambio de calificación;  en todo caso la causa está en una etapa intermedia, de transición.

S.S.- El Fiscal Bidone dijo que existe la posibilidad de pedir un juicio abreviado. ¿Ud. Estaría de acuerdo con eso?

Dr…F.- La realidad es que con la calificación actual, lo veo muy difícil. El juicio abreviado es una solución alternativa  que ofrece el código procesal, del mismo modo que una “probation”, o alguna conciliación entre víctima e imputado. En este caso en particular, el juicio abreviado consiste en pactar una condena máxima para que el tribunal, en su caso, dicte la condena solamente con las constancias de la causa. Si esto se aceptara, aunque no es un reconocimiento de responsabilidad por parte del imputado, es un pacto de condena máxima.

Para mí, cuando se trata de un funcionario público, y hay semejante acusación, lo natural sería que un tribunal lleve a cabo el juicio oral y determine si es culpable, o no. Melo quiere defenderse, Melo quiere ser absuelto y yo lo acompaño en esa postura porque para mí, en este caso no hay delito. En la instrucción se debió haber profundizado más y no llegar a una acusación, tan grave. Para las escasas constancias que hay en la causa, a mi juicio, está sobrecalificada y para el juicio abreviado, al menos hasta ahora, lo que propone el fiscal son: cinco años de prisión, más inhabilitación perpetua para ejercer la función pública, más una multa y, para mí no tiene sustento

S.S.-  Según los dichos del Concejal, Juan Martín Andrés, que es quien promovió la denuncia, lo grave es que Melo haya tenido una cuenta a su nombre.

El Fiscal Bidone, por su parte, añadió que la Municipalidad pudo haber tenido una cuenta a su nombre, sin costo alguno y agregó, además, que de esa cuenta a alguna gente se le pagó y a otro, no.

Dr. F.-  Te aclaro que soy muy conocido del Concejal Juan Martín Andrés, hemos conversado y entiendo su postura, no es él quien sale con este tema sino que toma conocimiento de una circunstancia de la que dio cuenta un señor de apellido Apesteguía y, frente a la posibilidad de que se hubiera cometido un delito, obviamente hizo la denuncia.

Su acción fue absolutamente razonable, bien asesorado por el Dr. Alvis, un colega con quien tenemos mucha afinidad y una línea de ejercicio de la profesión bastante parecida. Esta parte del denunciante yo no la cuestiono porque él pone en conocimiento de la justicia un hecho y la justicia tendrá que determinar si el delito existió, o no.

Ahora, si nos sentamos a conversar en una mesa de café sobre esta situación y me preguntan qué opino: sí, es una desprolijidad, si las cuentas de la comisión organizadora se manejan  como  un almacén de barrio, sí, es posible.

Ahora ¿Hay delito? ¡De ningún modo! No hay delito, ni peculado como adjudicó el fiscal, ni enriquecimiento ilícito, ni incumplimiento de los deberes de funcionario público y te voy a explicar por qué. Marcelo Melo no usa una cuenta personal para esto; Marcelo Melo “saca”  una cuenta, a título personal exclusivamente para esta actividad. Si nos ponemos a revisar qué pasó en todas las fiestas anteriores (aún cuando Marcelo Melo no era Director de Turismo), vamos a encontrar que ocurrió siempre lo mismo. Esta es una modalidad que Marcelo Melo “hereda”; era una realidad que no tenía forma de modificarla ¿Por qué? Porque la Comisión Organizadora es una comisión informal que empieza y termina con cada fiesta, que la designa el Intendente por Decreto y está conformada por el Intendente, como Presidente Honorario; el Subsecretario de Economía de la Municipalidad como Tesorero; productores locales (según sea la fiesta del durazno o del salame); el Director de Trismo y no sé si alguien de Control Urbano.

El ingreso de la fiesta, por venta de entradas se hace en la Dirección de Turismo.

Hay un sector de personas que no son de la ciudad, por ejemplo artesanos que quieren tener un espacio para poner su stand, contingentes de turistas que quieren comprar entradas anticipadas etc., a quienes les resulta realmente molesto y costoso venir desde la Capital hasta Mercedes para hacer la contratación.

La comisión es informal, no tiene personería jurídica, no puede sacar una cuenta a su nombre y esos fondos de la comisión no son municipales, no son del Estado sino hasta que se hace la rendición y entran definitivamente a sus arcas. Aun así, si se manejara con una cuenta municipal y el dinero se ingresara antes, la burocracia de los trámites haría que no se pudiera manejar con dinamismo la organización de la fiesta porque hay cosas que se hacen en lo inmediato: artistas que cobran por anticipado, etc. y el dinero debe poder ser manejado. No era función de Melo manejar el dinero. Lo hizo exclusivamente en  montos muy bajos. En muy pocos casos fue el recaudador porque muchas cosas se cobraban, por pago en efectivo, en la Dirección de Turismo.

Este es el cuadro: los que querían contratar desde afuera, entraban en la página oficial de la comisión organizadora donde se publicaba una cuenta que era ésta. No era una cuenta escondida, era una cuenta conocida y no la manejaba Melo, la manejaba la Dirección de Turismo y todo el personal conocía que esto era así. El que quería comprar entradas, mandaba un fax y depositaba en la cuenta, no a Melo.

S.S.- El problema es que la cuenta estaba a nombre de Melo como cuenta personal, si hubiera estado a nombre de la Municipalidad, nada de esto estaría pasando.

Dr. F.- Seguro, esto es una desprolijidad, pero tampoco era dinero de la Municipalidad. El dinero no se retenía, se retiraba y se entregaba al tesorero para que lo ingresara a la Municipalidad con la rendición de cuentas total.  Nunca faltó un centavo.

Por lo tanto: no hay fondos públicos, no hay peculado de ningún modo, no hay desvío, porque aún estando a nombre de él la cuenta los fondos no se desviaban para un fin particular, se utilizaban  para la fiesta. No es una conducta cuestionable desde el punto de vista penal.

¿Que puede quedar feo? ¿Que puede ser desprolijo?  Lo conversamos en otro contexto  pero no es una conducta criminal, ni para cinco años de prisión. Me parece un exceso, una injusticia absoluta  y cuando el Fiscal habla de la posibilidad de un juicio abreviado yo digo: “quiero escuchar a todos los Directores de Turismo anteriores para ver cómo se manejaron  y si los han cuestionado y si había otra forma de manejarse”.

Y si hablamos de enriquecimiento ilícito porque hay algunos depósitos que no puede establecerse de dónde provenían, voy a llamar a los titulares de esos depósitos para que efectivamente expliquen  si compraron el stand, si tuvieron el stand, si se sintieron defraudados  de algún modo o si sintieron que su dinero iba a ser utilizado para otro destino que no fuera la Fiesta del Salame, porque en definitiva estuvieron.

Una cosa es una desprolijidad administrativa (es una cosa que no queda del todo clara) y otra cosa es una conducta criminal. Comparto que haya desprolijidad pero no un acto criminal y, mucho menos, enriquecimiento ilícito porque para mostrar enriquecimiento ilícito, primero tengo que mostrar “enriquecimiento”. Acá el fiscal habla de que Melo se compró un Renault Logan, que es un vehículo económico, que se compra con un plan Rombo, que se paga en cuotas y que cualquier empleado municipal o empleado de comercio puede tener

Básicamente no se ha demostrado el enriquecimiento y decir que es “ilícito” porque no se profundizó la investigación, o se convocó al que hizo el depósito para que explique en qué concepto lo hizo, no existe. Mucho menos el tema del incumplimiento como funcionario público cuando es una comisión formada por siete personas, cuando hay un tesorero de un rango muy superior que el Director de Turismo., cuando hay rendiciones, hay personal  (4 personas que recibían los comprobantes y que tenían conocimiento) ¿Entonces qué hay, una asociación ilícita?

S.S.- Por eso le pregunté, esta mañana, al fiscal en qué condiciones estaba el Contador Gorosito dentro de la causa

Dr. Fusco.-  El Contador Gorosito declaró como testigo y es razonable, y que no se crea que les esté adjudicando responsabilidad a otras personas. Lo que digo es que no hay delito para uno, tampoco lo hay para Melo. No era el que manejaba los fondos de la fiesta, a lo sumo tenía una parte y no tenía otra forma de recaudarlo que de ese modo, porque es la forma que heredó y esto es lo que debería demostrarse en un juicio oral.

Nunca de la fiesta faltó un centavo. El Ministerio Público, en muchas oportunidades, utiliza el criterio de que la justicia criminal es la última “ratio” y lo hace para archivar causas. Me llama la atención que no lo hayan aplicado para archivarla también en este caso y decir “aquí no hay delito”

Si acá hay una cuestión política o un cuestionamiento a la gestión, sería bueno que lo canalicen  por  los mecanismos políticos que corresponden pero, de ninguna manera a través de una persona, a la que le adjudican ser “el primer funcionario de la gestión Selva que va a ser llevado a juicio oral”. Me parece una exageración, un maltrato público y un prejuicio del que no se va a poder levantar porque, aunque salga absuelto y sea sobreseído y se demuestre que acá no hubo delito … A ver Susana…¿Qué persona conocés que genere una defraudación  económica a alguien, poniendo su cara en un registro bancario que no se va a poder borrar? ¡No existe!

Las criminales que hacen ese tipo de maniobras con el fin de defraudar, o desviar fondos públicos, lo hacen con una cuenta que ha sido sacada con un documento falso, no exponen su cara ni su nombre, o lo hacen a  través de un tercero.

Yo entiendo, Susana, que acá no hay delito y las expectativas de parte de la defensa son buenas, en el sentido que en su momento esto se va a aclarar y no va a haber ninguna condena para Melo.

S.S.- De todos modos, cuando hablaba, mas temprano, con  el Dr. Bidone él comentó que cuando un funcionario que está al frente de un cargo tiene un faltante de 50.000$, sea mucho o sea poco, hay una responsabilidad. 

Dr. F.- Interpretemos esto de la siguiente manera: “no faltan 50.000$ de ninguna cuenta, no falta un solo centavo”. El señor fiscal, persona respetada y respetable, en este caso para mí está equivocado. Ha dicho que 50.000$ “pasaron” por la cuenta de Melo pero esos dineros están en las arcas municipales, Melo no se quedó con un peso.

S.S.-. Él dijo que hay gente que no cobró y esos 50.000$ faltan

Dr. F.- ¡No! ¡No faltan de ningún modo! Eso es un error de interpretación. Es la imputación que surge de la causa, en todo caso. Te debe haber dicho que pasaron por la cuenta pero después en la causa, el contador acreditó que el dinero ingresó a la Municipalidad. En ningún momento se habló de un perjuicio económico

¡Que no se interprete que faltó dinero, por favor!

S.S.- Está la grabación, él así lo dijo

Dr.-F.-  Si es así lo voy a contestar.

No comparto de ningún modo esa afirmación en esta causa.

                                 Fuente: Factbook radiofenix mercedes