La Provincia incorpora a los presos a la mesa para solucionar la crisis carcelaria

Desde febrero un equipo integrado por representantes del ministerio, de organismos de Derechos Humanos, el Poder Judicial y la Defensoría ciudadana entre otros se reunirán con los presos en las cárceles para escuchar sus demandas.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, anunció la creación de una “mesa de diálogo” que incorporará a detenidos y familiares de los privados de su libertad, para discutir la solución a la crisis carcelaria que registra una histórica superpoblación después de la gestión de Cambiemos.

A través de un comunicado oficial, la cartera que conduce Julio Alak, anunció hoy la creación de “una mesa de diálogo que reunirá a los internos y familiares a partir del miércoles 5 de febrero”. Los encuentros, según se informó, se realizarán en los centros penitenciarios de la Provincia, “en el marco de la segunda reunión de la Mesa Interinstitucional que trata la crisis carcelaria”.

Durante el primer mes de gestión de Axel Kicillof, se apuntó a normalizar la provisión de alimentos, que había provocado una “huelga de hambre” en los penales de la Provincia sobre el final de la gobernación de María Eugenia Vidal. Además, según se informó, se normalizó “la entrega de medicamentos”.

Durante la gestión de Cambiemos, se agravó la superpoblación carcelaria, un problema habitual en los penales de la provincia que, sin embargo, se profundizó a límites históricos: “nunca hubo un servicio penitenciario en ninguna Provincia que tenga una superpoblación del 110%”, aseguran en el Ministerio de Justicia bonaerense.

Asimismo, el jueves 6 de febrero se van a juntar los equipos técnicos que buscarán generar un plan consensuado entre los tres poderes del Estado bonaerense, los organismos de Derechos Humanos, la Iglesia y representantes del Poder Judicial Federal.

En este marco, Paula Litvachky, integrante del CELS, destacó la convocatoria del ejecutivo provincial y expresó que “lo importante son las medidas inmediatas que se van tomar para bajar el nivel de presión sobre el sistema de encierro y empezar a trabajar sobre la cantidad detenidos, que hay hoy en las comisarías de la Provincia».