La municipalidad pagó casi 500 mil pesos por tres semáforos

 La Municipalidad pagó casi 500 mil pesos por tres semáforos que, según el presupuesto de tres empresas especializadas, no cuestan más de 200 mil pesos

La municipalidad pagó casi 500 mil pesos por tres semáforos que, según el presupuesto de tres empresas especializadas, no cuestan más de 200 mil; y se los compró a un proveedor que cambió su condición tributaria y su actividad comercial el mismo día de la apertura de los sobres de la licitación, según denunció en la sesión del viernes por la noche el bloque de concejales del Frente Mercedino para la Victoria.

ustarroz

«Esto es un escándalo”, se quejó el presidente del bloque del Frente Mercedino, Juan Ignacio Ustarroz, quien recordó otros casos similares: el millón de pesos abonado a una jubilada de 81 años para el mantenimiento de plazas y jardines; o la contratación de una monotributista de Pehuajó (sin empleados a cargo) para hacer toda clase de arreglos en las escuelas, desde pintura hasta extracción de árboles.

El caso salió a la luz tras un pedido de informes realizado por el propio FMpV por la compra de los semáforos que se instalaron en las esquinas de la avenida 29 con las calles 18, 14 y 12. Como la respuesta inicial del selvismo fue escueta, los ediles pidieron el acceso al expediente; fue allí donde surgieron cifras y datos que alimentan la sospecha.

Primero: la actividad del proveedor que ganó la licitación era, originalmente, “venta al por mayor de papeles para pared, revestimiento para pisos de goma, plástico y textiles; y artículos similares para la decoración”. Sin embargo, el 27 de mayo de 2014 a las 13 horas, mismo día en que se abrieron (a las 10) los sobres de la licitación, agregó: “Instalación de sistemas de iluminación, control y señalización eléctrica para el transporte”.

La desprolijidad llegó a tal punto, remarcó Ustarroz en la sesión del Concejo Deliberante, que el proveedor presentó presupuestos y compromisos de entrega de los semáforos adquiridos en papeles con membrete de su antigua actividad: Vinilo Plus. Y el nombre se mantiene en el mail de contacto con la empresa, según consta en el presupuesto elevado ante un pedido de cotización (el número 2422) por parte de la municipalidad.

Y es justamente en el costo donde aparecen las mayores dudas: mientras el presupuesto elevado por el proveedor asciende a 489.000 pesos, las empresas consultadas por el Frente Mercedino no superan los 200.000 pesos (la más alta, el caso de Pramart SRL).

“Tampoco sabemos si esos 489 mil pesos del presupuesto fueron los que finalmente se pagaron o el costo fue más elevado, porque en la respuesta al pedido de informes no se adjunta la factura final del servicio contratado”, enfatizó Ustarroz.

“Como tampoco se adjuntan copias de las otras ofertas presentadas en la licitación privada que hizo el Ejecutivo, que por Ley debe haber habido”, agregó.

 

En este punto, el concejal del PRO Juan Carlos Benítez explicó: “No es tarea del Concejo Deliberante involucrarse o pedir esta documentación de ofertas y candidatos a una licitación, pero está claro que en este caso lo amerita, habida cuenta de la diferencia en las cifras que aparecen en esta explicación”.

 

Los equipos comprados son: nueve semáforos 1×300 más 2×200 mm; nueve semáforos 3×200 mm; nueve soportes basculantes simples 90 mm; tres soportes controladores de columna; 18 soportes simples diámetros 140 mm; tres controladores eléctricos cuatro mov. 12 salidas; nueve columnas con pescante de cuatro metros de vuelo diámetro 168-90 mm; y cables y demás elementos eléctricos para instalación y funcionamiento.

El Frente Mercedino para la Victoria, sobre el cierre de la sesión del viernes, elevó un nuevo pedido de informes (girado a comisión) para que el Ejecutivo entregue copias de las otras ofertas de la licitación y de la factura final del servicio contratado.