La empresa quiere presentar procedimiento de crisis

Una vez más tensión en Borroni

Ante el planteo de la empresa, los delegados y la UOM se oponen. Plantean que existe un acoso psicológico hacia los trabajadores para que acompañen la medida. “Esta es una maniobra especulativa porque la empresa no está en crisis”, remarcaron.

Jorge Collado y Pablo Colombo, delegados de Aceros Borroni plantearon una preocupante situación que se viene dando en la planta. “Nos encontramos con una problemática en la empresa: ellos manifiestan que quieren presentar un procedimiento de crisis. Creemos que presionan a los trabajadores para que acompañen ese procedimiento.

Ellos quieren pagar cinco horas remunerativas y cuatro horas no remunerativas. El miércoles tuvimos una reunión con la empresa, con la presencia del gremio donde manifestamos que de ninguna manera íbamos a aceptar eso porque es anticonstitucional y no corresponde. Pero ellos nos dijeron que iban a colocar una planilla en el sector de RRHH y en la misma los trabajadores que quieran acompañar el procedimiento pueden firmar. Pero creemos que no hay ninguna crisis y que están presionando a los trabajadores porque no van a ir a firmar por voluntad propia sino que los van a presionar”, indicó Colombo.

Por su parte, Collado añadió “estamos en una encrucijada porque con estas acciones acosan psicológicamente a los trabajadores. Como no tienen defensa ni poder de decisión los intiman a acompañar con la firma. Pero sostenemos que Borroni no está en un proceso de crisis, sino que creemos que es una especulación para salir beneficiados con una evasión que quieren hacer”.

En la jornada de este viernes se volverá a mantener una reunión con el sindicato de la UOM. Van a realizar una asamblea en la planta para buscar que la empresa cese en esta actitud

“No hay una fecha determinada para la presentación que quieren hacer. Hace un mes que nos reunieron y nos plantearon esto. Pero nosotros no estamos de acuerdo porque una vez más se va en desmedro de los trabajadores. Queremos seguir defendiendo los derechos por los que tanto nos costó luchar ”, enfatizaron.

Si bien en primer momento no habría medidas de fuerza, los delegados buscaron hacer pública la situación “para que la sociedad conozca cuál es la situación actual. Muchos trabajadores se sienten presionados y a nosotros nos genera una preocupación. Además el procedimiento de crisis es muy complicado porque si se producen despidos las indemnizaciones no son las mismas y tendríamos que ir a la justicia. Creemos que la empresa quiere hacer una maniobra muy especulativa que van a terminar pagando los trabajadores”.