Jardines de infantes: ya están los protocolos

ASÍ SERÁ LA VUELTA PRESENCIAL  

Marca distintas pautas sobre horarios, ingresos, egresos, materiales que se puedan utilizar, limitaciones de acceso a los edificios escolares. También están listas las medidas para los establecimientos de educación especial. 

Ya están los protocolos para las clases en los jardines de infantes y las de educación especial. A su vez, se entregaron desde Educación, distintas consideraciones generales para las clases en todos los niveles de enseñanza. A pocos días del inicio de las clases del ciclo escolar 2021, fijado para el 1 de marzo. 

El protocolo para nivel inicial propone realizar un trabajo previo con docentes, auxiliares, familias, niñas y niños a fin de anticipar las normas que regularán la vida institucional. El equipo directivo deberá capacitar a docentes y auxiliares, para garantizar el acceso a los protocolos con tiempo y promover el intercambio para despejar dudas y consultas. 

Se prevén entrevistas con madres, padres o referentes adultos como actividad central para conocer lo sucedido en el núcleo familiar durante el aislamiento social preventivo y obligatorio y el distanciamiento social obligatorio; y a su vez dar a conocer y explicar a cada familia el Plan Jurisdiccional.  

A su vez, pide evaluar las características y el estado general de salas, baños, instalaciones eléctricas, gas, espacios interiores y exteriores, entradas y salidas y el número de inscriptos para definir cantidad de grupos y espacios de trabajo, teniendo en cuenta los metros disponibles (distanciamiento de 2 metros entre personas). Se recomienda que madres, padres o adultos responsables no ingresen a las salas.  

Exige evitar cortinados, alfombras y elementos de juego que acumulen polvo. Los muebles deben poder moverse para la limpieza profunda. Una orden puntual es que “nunca se debe aislar a una niña o niño de manera individual, por lo tanto se debe informar inmediatamente a la familia, quienes deben concurrir a la brevedad”.  

En el caso que el establecimiento educativo tenga dos accesos, disponer una puerta de ingreso y una de egreso. En caso que el establecimiento tenga un único acceso, determinar un tiempo diferenciado de 15 minutos para el ingreso y egreso de distintos grupos para evitar las aglomeraciones. 

El tiempo de permanencia de las niñas y de los niños en la institución será de jornada simple 4 horas, al igual que el resto de los niveles de enseñanza: primaria y secundaria. También pide el borrador que se prioricen las actividades al aire libre. Respecto del uso de tapabocas en niñas y niños del nivel inicial: las niñas y niños menores de 2 años inclusive: no deben usar tapabocas. A partir de los 3 años: se promoverá el uso de tapabocas. Se sugiere la presencialidad de la sala de 5 años, combinándola con propuestas virtuales. 

En el caso de los establecimientos de enseñanza especial, se determinan algunas cuestiones puntuales. “Ningún estudiante se considera población de riesgo por su sola condición de discapacidad. La discapacidad no es un factor de riesgo, la incorporación gradual de las y los estudiantes será trabajada en las comunidades educativas, en diálogo con las familias, escuelas, y estudiantes sabiendo que ese conocimiento y relación debe ampliarse y profundizarse para evitar posibles exclusiones de la presencialidad.  

Sobre las referencias generales, las autoridades. Se establecen tres formas de escolarización: presencialidad completa; semipresencial o combinada; continuidad pedagógica no presencial. Las clases presenciales se realizarán con una duración de jornada simple (4 horas). Los ingresos y egresos de los distintos grupos se realizarán de forma escalonada (de acuerdo con el volumen de estudiantes comprendidos y la cantidad y características de los accesos del establecimiento). Las clases se estructurarán en bloques de hasta 90 minutos de duración, con intervalos de descanso entre bloques de al menos 5 minutos para una adecuada ventilación.