¿HAY ALGUIEN EN DES-CONTROL URBANO?

El “último primer día”, y la vigencia de la ordenanza 7204

Tras el paro de los distintos gremios docentes ayer arrancaron las clases para los alumnos del nivel medio en nuestra ciudad y en el resto de la Provincia. Ir a clases sin dormir, haciendo vigilia, es un clásico en Mercedes y muchas ciudades del territorio bonaerense. Los chicos festejan, pero desde el área del ex gendarme, ¿controlan?.

La vigilia pre “último primer día de clases” es una práctica no solo local sino que con el tiempo sufrió y se extendió acompañada por el efecto multiplicador de las redes sociales en muchos lugares.

No importa que el motivo resulte difícil de explicar para muchos; se trata de “el último primer día”, en el que los estudiantes secundarios que ingresan al tramo final del ciclo deciden pasar toda la noche despiertos en “previas”, reuniones entre compañeros o fiestas para luego asistir a clases sin dormir.

En Mercedes, entre la noche de este domingo y ayer los jóvenes que cursan el sexto año coparon calles con un gran despliegue de color, griterío y estruendos, hasta que ingresaron a sus respectivos colegios.

Esta previa o la misma celebración no tiene reglas establecidas ya que se pueden encontrar en la casa de algún voluntario; “juntadas” en un parque o espacio público; festejo en confiterías, pubs o boliches. Es más, muchos arreglan estas juntadas por Facebook o Twitter.

Ya de madrugada, en las primerísimas horas del día, estos futuros egresados se congregan en las adyacencias  de los colegios y después de los bombos, cantos, caminatas, caravanas y estruendos de pirotécnica ingresan a las aulas, en lo que es su “último primer día de clases”.

Por suerte, esta felicidad que los embarga no los lleva a ser agresivos entre ellos ni entro otros colegios. Son chicos, pero van creciendo y tienen responsabilidades, y esta llegada como preadultos los encuentra más responsables.

La única mancha que podríamos encontrar fue  cuando tiraron bombas de estruendo al pasar por la Clínica de las Mercedes. Pero es solo un detalle, todo resulto tranquilo, y gracias a la ayuda y presencia de los padres de los chicos. También, se notó muy fuerte la presencia de la policía, acompañando y pendiente de los chicos.

No así de nuestro querido municipio, ni del área específica que tendría que estar al tanto de esto. Los que tienen que controlar y no controlan.

En diciembre de 2012, el Honorable Concejo Deliberante sancionó una ordenanza, que tiene el número 7204, mediante la cual “queda prohibido dentro de los límites del Partido de Mercedes causar, producir o estimular ruidos y vibraciones innecesarios o excesivos, que propagándose afecten o puedan afectar al público, tanto en sitios públicos o privados cualquiera fuese la jurisdicción que sobre estos se ejercite, y el acto o hecho o actividad de que se tratase. Considérese horario diurno el lapso de tiempo comprendido entre las seis (6) horas y las veintidós (22) horas y horario nocturno el comprendido entre las veintidós y las seis horas del día siguiente”, según reza en su primer artículo.

A la vez, en el artículo 3ero, Causales de Ruidos Molestos – Prohibiciones, resaltan en su inciso d) sobre las “Bombas de estruendo: excepto las autorizadas por la autoridad municipal”, cric cric. Autorizó el municipio estas bombas de estruendo? Estuvo considerando el ex gendarme si los “ruidos excesivos con afectación al público los causados, producidos o estimulados que excedan los niveles máximos previstos en el artículo 178 de la Ordenanza N°5650/03, conforme con las previsiones de las NORMAS IRAM – AITA 9C y 9C1, originados en fuentes fijas y móviles de emisión producidas en la vía pública, plazas, parques, paseos, salas de espectáculos, centros de reunión y en todos los demás lugares que se desarrollen actividades públicas o privadas. Así como las previsiones de Normas IRAM-AITA 9C y 9 C1 y normas IRAM 4062 y complementarias originados en fuentes móviles y fijas de emisión producidos en la vía pública.

Se denomina vibración a la oscilación o movimiento repetitivo de un objeto alrededor de su posición de equilibrio. La frecuencia y magnitud de esa oscilación en alto nivel ocasiona molestias en el contexto cercano”. Lo habrá chequeado o aún no le pusieron rueditas a su escritorio para que pueda salir a la calle?.

Nadie está en contra de estos festejos, al contrario, y es más, siempre los padres estamos presentes con todos nuestros hijos y amigos, pendientes de ellos y de cómo festejan casi una salida de la adolescencia y una entrada a la adultez. Ellos felices, nosotros los papas, estamos acompañándolos siempre.

Está al tanto el área de Des-Control Urbano?. Cric, cric, cric. Otro delfín.