FUTURO COMPLICADO

Sortearon a los legisladores del Jury al fiscal Juan Bidone

Se conocieron ayer a quienes integrarán el Jurado que juzgará al suspendido fiscal de Mercedes. Está acusado de abuso de autoridad por su relación el falso abogado Marcelo D´Alessio. Hoy se definen los cinco abogados de matrícula que formarán parte del Tribunal.



El futuro del suspendido fiscal de Mercedes, Juan Bidone, acusado de «abuso de autoridad» por su relación con el falso abogado Marcelo D´Alessio, tuvo una nueva vuelta de tuerca. Es que la Secretaria de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la provincia de Buenos Aires sorteó los legisladores que formarán parte del Jury que se le sigue, tras ser suspendido el pasado 20 de marzo por la Suprema Corte provincial.

Los titulares serán los diputados Manuel Mosca, María Elena Torresi, Ricardo Lissalde y Maxi Abad, junto con el senador Andrés Di Leo. En tanto, en calidad de suplentes, fueron sorteados los diputados Rosío Antinori e Ismael Passaglia y la senadora Gabriela Demaría.

Además, la Suprema Corte bonaerense realizará el sorteo para determinar los cinco abogados de matrícula que integrarán el Tribunal que tomará parte del Juicio.

Tras una denuncia radicada ante el juez federal Julián Ercolini, el máximo tribunal suspendió, a pedido del Procurador General, Julio Conte Grand, la suspensión por 90 días de Bidone, quien había sido ya separado preventivamente del cargo.

El Procurador provincial adelantó que Bidone podría haber incurrido en el delito de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público, considerando que dichas conductas son «de extrema gravedad institucional, que menoscaban el normal y adecuado funcionamiento del servicio de Administración de Justicia».

El propio fiscal admitió que tuvo contacto con D´Alessio, y que le entregó información reservada y privada sobre terceras personas, que no formaban parte de ningún proceso penal que tuviese a su cargo.

El suspendido fiscal instruyó causas de enorme repercusión mediática, como el «Triple Crimen de General Rodríguez», vinculada al tráfico ilegal de medicamentos y efedrina.