FIESTA DEL SALAME

EL SELVISMO SE NIEGA A DAR INFORMES DE LA RECAUDACION DE EDICIONES ANTERIORES DE LA FIESTA DEL SALAME

El bloque de concejales del selvismo se negó a investigar el manejo del dinero de ediciones anteriores de la Fiesta Nacional del Salame, un pedido que había realizado el Frente Mercedino para la Victoria a partir de la causa que se le sigue al ex director de Turismo Marcelo Melo por ‘peculado, sustracción de caudales públicos y enriquecimiento ilícito’ tras depositar en su cuenta personal parte de la recaudación de 2012.

El pedido de informes del bloque de ediles que preside Juan Ignacio Ustarroz (detalles de la recaudación de las ediciones de la Fiesta Nacional del Salame Quintero desde 2006 a 2011) se basó, entre otras cosas, en declaraciones públicas del abogado del propio Melo, Ariel Fusco, quien aseguró que su defendido “heredó una modalidad” recaudatoria.

En la sesión que el Honorable Concejo Deliberante desarrolló el viernes por la noche, el selvismo se excusó de acompañar el proyecto porque “el tema ya está judicializado y las cuentas de cada uno de esos años ya están cerradas y fueron aprobadas”.

El concejal del Frente Mercedino Juan Pablo López explicó: “No importa que las cuentas estén aprobadas, porque el espíritu de este proyecto busca investigar irregularidades que exceden el marco administrativo. También es una herramienta de transparencia, tanto para lo que pasó como para lo que va a pasar”. Sin embargo, el oficialismo hizo uso de su posición mayoritaria en el Concejo y mandó el proyecto al archivo. No se investigará.

El pedido de informes era impulsado por el Frente Mercedino ante “la necesidad de profundizar la investigación” sobre los manejos de las cuentas de la Fiesta Nacional del Salame “ante la posible existencia de una asociación ilícita”, luego del pedido de elevación a juicio oral por parte de la Fiscalía de la causa que se le sigue al ex Director de Turismo y actual coordinador de Derechos Humanos de la Municipalidad, Marcelo Melo, por peculado, enriquecimiento ilícito y sustracción de caudales públicos.

“Esta causa contra Melo es por el manejo de parte de los fondos de la edición de 2012 de la Fiesta. Pero él mismo, su abogado y otros funcionarios han manifestado que esta modalidad era normal, que se hacía así habitualmente, y es necesario saber esta parte de la historia”, expresó, a la hora de anunciar este proyecto, el legislador Juan Martín Andrés.

El pedido de informe busca “establecer la existencia de irregularidad, conexidad y/o posibles perjuicios e ilícitos en la administración pública en ediciones que no han sido investigadas (por la Fiscalía) ante la posible existencia de nuevos hechos que pudiera constituir otros delitos y/o inclusive una asociación ilícita”.

Andrés ya había manifestado “tranquilidad y satisfacción” por el trabajo de la Justicia, tras el pedido del fiscal Juan Ignacio Bidone (UFI 1) de llevar a Melo a juicio oral en la causa que se le sigue por ‘peculado, sustracción de caudales públicos y enriquecimiento ilícito’.

Según Bidone, Melo “sustrajo” la plata, considerada de “carácter público”. A la causa se añadió otra, por el mismo motivo, en la que los denunciantes fueron los entonces concejales Inés Ghione, José Luis Ramos y José Cestari; y ahora se hizo el pedido formal de elevarla a juicio oral ante el Juzgado de Garantías 1, a cargo de Marcelo Romero.

Los argumentos de la Fiscalía en la imputación se sostienen en que los depósitos realizados en la cuenta de Melo no coinciden con el listado de puesteros, ni tampoco hay compatibilidad entre las extracciones de la cuenta realizadas por el funcionario y las rendiciones elevadas a tesorería. Hay depósitos que Melo no pudo justificar –hechos por personas que no figuraban en la lista de artesanos-, y fue el ex director de Turismo, a partir de testimonios recogidos en la causa, quien dispuso este método de cobro.

“Pero hubo funcionarios que públicamente dijeron una cosa y a la hora de declarar dijeron otra, y será bueno que eso también se transparente. ¿Siempre se hizo así, como dijo Melo originalmente, o fue una idea suya?”, se volvió a preguntar Andrés.

Como abreviación del proceso, la UFI 1 pidió la pena de cinco años de prisión para Melo, una multa del 75% del enriquecimiento y la inhabilitación perpetua y absoluta para el ejercicio de cargos públicos, además de las cosas del juicio.

El pedido de informes del Frente Mercedino explicitaba las siguientes dudas:

¿De qué manera fueron recibiendo los pagos por reservas y/o cancelaciones de los puestos de venta para productores y artesanos en las ediciones de la fiesta Nacional del Salame Quintero desde el año 2006 al 2011? ¿Con qué mecanismo se recibió el dinero (transferencia, depósito, pago en efectivo) y en dónde se resguardaron dichos fondos (cuenta a nombre de la Municipalidad de Mercedes, de la Comisión organizadora)?

¿Quiénes conformaron la Comisión organizadora en las ediciones de la fiesta Nacional del Salame Quintero desde el año 2006 al 2011? ¿Cuál era el cargo y función de cada uno?

En ambos casos, además, el bloque de ediles del Frente Mercedino pidió documentación certificada para respaldar las respuestas ofrecidas.

Pero el selvismo no quiso responder, y el pedido se archivó.