Este jueves

Profesionales del Dubarry se capacitaron en aplicaciones de neonatología

Se llevó a cabo una capacitación en reanimación cardiopulmonar neonatal y en el uso adecuado de talleres de oxígeno. Participaron alrededor de 16 profesiones que obtuvieron una certificación de la Sociedad Argentina de Pediatría.

Este jueves se llevó a cabo para profesionales del hospital Blas L. Dubarry una capacitación en reanimación cardiopulmonar neonatal y en el uso adecuado de talleres de oxígeno.

La misma fue organizada por la Región X, el Ministerio de Salud de la provincia y la Fundación para la Salud Materno- Infantil (FUNDASAMIN) y ofreció capacitación tanto teórica como práctica para que los profesionales que aprueben los exámenes obtengan una certificación en reanimación cardiopulmonar de la Sociedad Argentina de Pediatría.

La doctora Mariana Ceriotto fue la encargada de organizar el curso y explicó: “lo que se hizo es un capacitación en reanimación cardiopulmonar neonatal y en el uso adecuado de talleres de oxígeno para la utilización en los neonatos. Se capacitaron los profesionales del área perinatal y se capacitaron alrededor de 16 profesionales del hospital”.

Las instructoras de RCP de la Sociedad Argentina de Pediatría fueron la licenciada en enfermería neotanal y enfermera neonatal María Ferreira y la médica neonatóloga, doctora Pamela Contreras.

El encuentro se llevó a cabo durante la mañana y las primeras horas de la tarde, en dos etapas: una teórica y otra práctica. Para esta última etapa llegó a la ciudad el móvil MAMI (Módulo de Atención Materno Infantil) que cuenta con equipamiento y escenarios de simulación para aplicar los conocimientos teóricos.

Estas capacitaciones son gestionadas por FUNDASAMIN con el apoyo financiero de Philip y OSDE con la finalidad de recorrer el país capacitando profesionales de la salud pública.

Mientras que la parte teórica se realizó en la sede del Centro de Jubilados de calle 31 y 12.

“En el contexto de intentar, desde la provincia de Buenos aires, disminuir la mortalidad infantil es que se realizan estas capacitaciones que tienen un impacto muy alto en los primeros 28 días del bebé; lo que es la recepción y su eventual necesidad de ser reanimado, y en los bebés que lo necesitan, un uso de oxígeno adecuado a las normas que permitan mejorar su situación clínica y prevenir la patología que tienen los bebés prematuros que es la retinopatía que es un daño en el ojo que tiene una relación con esto”, indicó Ceriotto.

Los profesionales, tras la etapa de capacitación realizaron sus exámenes y obtuvieron la certificación de la Sociedad Argentina de Pediatría.