EN LA PROVINCIA

Intendentes podrán seguir cobrando tasas en las boletas de luz por seis meses

Intendentes bonaerenses podrán seguir cobrando por seis meses más distintas tasas municipales en las boletas de luz. Esto se debe a una decisión del gobierno de la Provincia de aplazar por ese tiempo la vigencia de una resolución que debía regir desde el 1º de enero y que impide a los municipios realizar ese tipo de cobros por ese medio.

La medida, que también beneficia a las más de 200 cooperativas que funcionan en el interior bonaerense, debía entrar en vigencia el 1° de enero, pero fue aplazada por 6 meses por una resolución del Organismo de Control de la Energía Eléctrica (Oceba) que se oficializará en los próximos días. Aunque la medida se da a conocer ahora, surgió como parte de los acuerdos para la aprobación del Presupuesto 2019, a principios de diciembre.

La resolución original, aprobada el 8 de mayo pasado, establecía que las facturas de luz no podían contener conceptos “ajenos a la prestación del servicio de energía eléctrica”. Esto afectaba directamente a los intendentes, que durante años fueron incorporando en las boletas tasas municipales de distinta índole, aprovechando el alto porcentaje de cobrabilidad que les aseguraba. La ecuación era sencilla y altamente redituable: los usuarios debían pagar sí o sí para evitar cortes en el servicio.

Pero la prohibición también perjudicaba a las cooperativas del interior, quienes bajo la misma lógica que los municipios incorporaban a las boletas de luz los diferentes servicios que prestan.  Por esa vía sostenían prestaciones cuya cobrabilidad no podían asegurar de otra forma.

El Oceba resolvió a fines de junio postergar su aplicación hasta el 1° de enero, bajo el argumento de que “el cumplimiento de la medida implica para los municipios modificaciones en sus sistemas de recaudación y cobro y, para los distribuidores municipales, la adaptación de sus sistemas de facturación”.

Ahora, en una resolución similar, el organismo de control pateó hasta el 1° de julio la vigencia de la medida, al sostener que “a la fecha subsisten las razones invocadas” oportunamente.