El nuncio apostólico celebró el Domingo de Ramos con la comunidad

REPRESENTANTE PAPAL EN MERCEDES

El nuncio apostólico, monseñor León Kalenga Badikebele, celebró el Domingo de Ramos en la catedral Nuestra Señora de las Mercedes, en la arquidiócesis de Mercedes-Luján, y visitó el seminario arquidiocesano Santo Cura de Ars.



El nuncio apostólico, monseñor León Kalenga Badikebele, presidió la misa del Domingo de Ramos en la catedral mercedina, concelebrada por el arzobispo, monseñor Agustín Radrizzani, y su obispo auxiliar, monseñor Jorge Eduardo Scheinig.

En su llegada, el nuncio compartió un momento con sacerdotes y autoridades locales y procedió a la firma del libro histórico de la arquidiócesis, para luego trasladarse hacia la catedral basílica Nuestra Señora de las Mercedes para celebrar la misa ante una multitud.

Los fieles colmaron la plaza San Martín, donde el nuncio realizó la bendición de los ramos. Ya en la catedral, se dio inicio a la misa con un saludo de bienvenida del arzobispo, quien agradeció en nombre de todos los fieles la visita y la disponibilidad del nuncio. Monseñor Radrizzani colocó sus intenciones en las manos de María, bajo su advocación de las Mercedes, patrona de la arquidiócesis.

“Mucho estimamos su respuesta a la invitación para acompañarnos y hacer presente la compañía del Santo Padre Francisco, quien también ha visitado este templo siendo arzobispo de Buenos Aires. Es muy importante tener su visita”, dijo y agradeció a las autoridades de la ciudad. “Quiero expresar mi agradecimiento por su caridad y su deferencia por estar hoy con nosotros”, expresó monseñor Radrizzani, pidiendo a la Virgen de Luján para que “lo siga asistiendo”.

En su homilía, el nuncio apostólico se refirió a la necesidad de construir una sociedad más justa, haciendo hincapié en los más necesitados.

Por su parte, el intendente Juan Ustarroz, declaró a monseñor Kalenga Badikebele «Huésped de Honor» de la ciudad, destacando su figura y el hecho de personificar la cercanía del Santo Padre Francisco.

Al finalizar la celebración de la misa que dio inicio a la Semana Santa 2019, en el atrio de la catedral, el nuncio saludó a todos los fieles que en forma continua se acercaban y querían fotografiarse con él.

Pasado el mediodía, el nuncio visitó el seminario arquidiocesano Santo Cura de Ars, acompañado también por los obispos de Mercedes-Luján. Allí fue recibido por el rector, monseñor Darío Kling, el vicerrector, presbítero Norberto Chirigliano, y otros padres formadores.

Posteriormente, compartió un almuerzo con los seminaristas, donde respondió algunas preguntas. Terminado el almuerzo, se le entregó al enviado del Papa como presente una réplica de la imagen de Nuestra Señora de Luján.