DOMINGO DE FOLKLORE

Los Hermanos Carabajal cerraron una gran fiesta en ‘Lo De Pipi’

Cientos de vecinos disfrutaron en el predio del Bar de Pipi a Los Hermanos Carabajal, en el marco de los festejos postergados del Día del Trabajador.

El festival estaba previsto originalmente para el pasado 1° de mayo pero cuestiones climáticas obligaron a postergarlo para este domingo. Productores y artesanos locales, puestos de torta fritas, stands de distintos organismos que tienen representación en nuestra ciudad, como el Centro de Referencia del Ministerio de Desarrollo Social y el RENATEA, se hicieron presentes.

Sobre el escenario fueron pasando representantes de la cultura mercedina como los grupos de baile Alma de mi Pueblo y Herencia Atamisqueña y la voz de Sebastián Neiro. A un costado del predio, hubo destrezas equinas y carreras de sortijas organizadas por las agrupaciones gauchas, donde los ganadores de las pruebas recibieron distintos premios de manos del referente del FMpV, Juan Ustarroz.

Cuando empezaba a caer la noche y la multitud colmaba el predio, llegó el plato fuerte de la fiesta: Los Hermanos Carabajal, que llevaron adelante un show del mejor folclore argentino.

“Las manos de mi madre” y “Entre a mi pago sin golpear”, se mezclaron en el repertorio de éxitos que interpretó el cuarteto santiagueño (acompañado por violín y bandoneón), con los vecinos cantando o bailando chacareras y zambas.

Antes del final, los santiagueños recordaron con unas sentidas palabras al artista mercedino Mauricio Capaccio, con quien mantenían una estrecha amistad. Y como cierre de la fiesta los concejales del Frente Mercedino para la Victoria se subieron al escenario para entregarles a los músicos el regalo ineludible: galleta y salame quintero.