DESAYUNO

Beneficiarios de Mercedes Sonríe en encuentro con Ustarroz

Del mismo participaron vecinos, el Jefe de Gabinete, Matías Dematei; el secretario de Salud, Pablo Cassiani; Verónica Perdigo, odontóloga y Facundo Arrieta, protesista. Mas de 700 mercedinos fueron atendidos.

En ese marco, el mandatario aseguró que para la gestión “es un orgullo continuar apostando a Mercedes Sonríe, que tan bien le hace a la salud de los mercedinos”. Y al respecto informó que, entre todos los dispositivos de salud bucal desplegados por la ciudad, “se han atendido más de 700 personas a los cuales se les han realizados prótesis nuevas”, las cuales, puntualizó, “generaron una transformación” del paciente al que “antes le costaba sonreír, antes le costaba hablar, y el tema de la boca hace que uno se vaya excluyendo”.

“Lo que trae buenos resultados para la gente hay que continuarlo”, sostuvo Ustarroz y por eso “seguimos invirtiendo en salud, con fondos propios, pensando y actuando con hechos concretos”, aseguró sobre este Programa que fue dado de baja por el Estado Nacional y el Municipio de Mercedes prosiguió con los tratamientos de los vecinos. P

Por su parte, Verónica Perigo, odontóloga que trabaja y lleva adelante “Mercedes Sonríe”, destacó que esta propuesta “a nivel salud les había cambiado la vida” a los vecinos. Se nota un cambio de actitud “en los pacientes que recuperan su sonrisa”.

“Desde el 2016, a través de Mercedes Sonríe hemos hecho más de 1200 prótesis”, las cuales “de forma particular son muy caras”, dijo y por ese motivo, “el programa está dirigido a las personas que no tienen cobertura”.

Facundo Arrieta, protesista, que trabaja en el tráiler que se encuentra en el Complejo Cultural La Trocha, explicó “hacemos 16 prótesis por mes, las cuales llevan mucho trabajo, mínimo son cuatro pasos, si la boca está preparada para la prótesis”.

Por su parte, los vecinos que fueron parte de este encuentro, agradecieron “el poder recuperar la sonrisa que había perdido”, indicó Graciela, o el “poder reírme libremente”, como sostuvo Jimena o el verse “totalmente distinta, porque me cambio la cara y soy otra persona”, como señaló Mabel, otra vecina que fue parte del Programa Mercedes Sonríe.