DE ACUERDO A UNA LISTA PUBLICADA EN SU PÁGINA WEB

ARBA podría secuestrar 57 autos en Mercedes por deudas vigentes

La fecha de cálculo emitida es del 12 de mayo y con deuda vencida al 31 de diciembre de 2016. El ‘ranking’ lo lidera un Ford Cargo, valuado en 530.000 pesos y su deuda asciende a 156.095 pesos.

La Agencia de Recaudación Buenos Aires (ARBA), el organismo tributario bonaerense, publicó en su página web el listado de 57 vehículos radicados en Mercedes que se encuentran en condiciones de ser secuestrados por registrar deudas en concepto de patentes.

La nómina de vehículos sobre los que pende la posibilidad de secuestro fiscal está disponible en la página de Internet del organismo, www.arba.gov.ar.

Los datos disponibles sobre cada vehículo serán el número de dominio (chapa patente), la marca y modelo, la valuación fiscal y la deuda en concepto de impuesto automotor. Los nombres de los propietarios de los automotores, en cambio, no figuran.

Los rodados que ARBA puede secuestrar son los que registran una deuda por patentes superior al 10% de su valor fiscal o que tengan impagos el 30% de los períodos tributados, siempre que sean modelos de 2004 en adelante. Con excepción de los vehículos suntuarios o deportivos, como camionetas 4×4 y jeeps, que son alcanzados por la norma, aunque sean modelos más viejos.

Entre las mayores deudas del listado figura una por 156.095 pesos, un Ford Cargo valuado fiscalmente en 530 mil pesos y una Toyota Hilux con una deuda de 146.874 pesos que se encuentra valuada en 440 mil pesos.

En el caso de que un moroso cuyo vehículo figure en la lista sea detectado en un control fiscal o visitado por inspectores de ARBA por esa deuda, podrá evitar el secuestro pagando la mitad de la deuda dentro de las cuatro horas siguientes a la notificación y comprometiéndose, mediante la firma de un acta, a cancelar el resto en un plazo de quince días.

Si no lo hace, el vehículo será retenido y llevado a un depósito fiscal y su dueño deberá sufragar los gastos. Una vez que esto suceda, el propietario del vehículo podrá pagar la deuda para recuperarlo, pero la decisión de devolverlo (y en qué momento hacerlo) quedará en manos de la justicia correccional.