CUIDANDO EL MEDIO AMBIENTE

SOS Hábitat le dice “no” al dragado del río

Desde la institución piden proteger las márgenes del río ya que en las mismas hay un tesoro paleontológico que con el uso de maquinaria sería reducido a polvo, incluyendo restos fósiles.

A través de un artículo denominado “La isla del tesoro”, Javier Moleres, integrante de SOS Hábitat, da a conocer la postura de esa asociación con respecto a la negativa al dragado del río Luján.

“Si navegamos el Río Luján hasta casi sus nacientes, nos encontraremos con una verdadera “isla del tesoro”, pero no un tesoro de oro y joyas como acostumbran mostrarnos las películas, sino un “tesoro paleontológico”, repleto de conocimientos y nueva información sobre el pasado de nuestra tierra”, sostiene.

“Esta isla –como otros tantos puntos de interés del río– nos muestra con toda claridad a lo largo de sus márgenes, las diferentes capas superpuestas sedimentarias –de miles de años de antigüedad– sobre las que se asienta el suelo que hoy pisamos”, afirmó Moleres.

Por otra parte, si se observa con detenimiento, “se pueden descubrir en los estratos más antiguos, los restos de mamíferos gigantes, integrantes de la fauna existente durante el Cuaternario sudamericano, y que desaparecieron definitivamente hace más de 8.500 años. Localizar esos restos, tomar nota de su posición, fotografiarlos y dar rápido aviso al Museo Carlos Ameghino para que proceda a su recuperación, es la mejor forma de salvaguardarlos, para que puedan luego ser estudiados –extrayendo los valiosos datos que guardan sobre el pasado– y exhibidos en un lugar adecuado”, puntualizó.

“Esa es la manera de proteger nuestro “tesoro Paleontológico” para las futuras generaciones. Hoy ese cúmulo de importante información se ve nuevamente amenazado, por los anuncios de la posible realización de un gran trabajo de dragado, el cual tendrá escasas probabilidades de evitar las inundaciones, pero seguro destruirá las barrancas del río, removerá las capas sedimentarias, y harán polvo los restos fósiles”, de esa manera, se pierde “todo el conocimiento que ellos atesoran”, siendo uno de los motivos por el cual la ONG “le dice no al dragado”, concluyó el ambientalista de SOS Hábitat.