BALANCE DEL 2017

Cierre del año del Observatorio Municipal

Hubo una gran participación de los vecinos motivados por los cursos dictados este año. Se aproxima un 2018 con más actividades y proyectos.

El Observatorio Astronómico “Ángel Di Palma” llega al final del año con grandes objetivos cumplidos y una serie de proyectos concretados que impulsaron a los amantes de la astronomía a estar cerca de las actividades que se desarrollaron a lo largo del 2017.

Según destacaron, el éxito del ciclo lo marcó la cantidad de personas que visitó el observatorio, más allá de que el año tuvo, en general, un clima desfavorable para las observaciones. Aun así, se ha incrementado con respecto al año anterior. Los interesados, no sólo pertenecieron a nuestra ciudad, sino que también se han acercado de diferentes localidades, algunos de ellos,  representando a instituciones educativas.

Otro de los puntos altos, fue el gran trabajo realizado por Miguel De Laurenti, Director del Observatorio, en el dictado de cursos y talleres, que este año superó de manera record el número de inscriptos.

Uno de los aspectos de mayor preocupación para las autoridades del área estuvo siempre relacionado con la contaminación lumínica, motivo por el cual se produjo el traslado de la cúpula en 2007 a La Florida, una zona que con el tiempo también comenzó a verse provisto de nuevas luminarias que afectaban los trabajos de observación. “Finalmente y gracias a la colaboración de los vecinos que han comprendido que no van de la mano luz con seguridad, este año la zona está menos iluminada y eso favorece ampliamente” explicó De Laurenti.

Por último, no solamente la incorporación de la astrónoma Florencia Murattore ha sido un acierto de 2017, sino que además se termina el año con la confirmación que en febrero próximo se hará el realuminizado del espejo del telescopio que hace diez años no se ejecuta producto del cuidado especial que se tiene sobre él.