ARZOBISPO ELECTO DE MERCEDES-LUJÁN

“Confío en Dios y en la Iglesia”, aseguró monseñor Jorge Scheinig

El arzobispo electo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Scheinig, reconoció que este último llamado eclesial es el que más lo ha sorprendido de todos los que tuvo y sostuvo: “Me siento indigno, pobre y pequeño ante este nombramiento que ha hecho el papa Francisco”.

“Es demasiada misión para mí, pero confío en Dios y en la Iglesia”, dijo en declaraciones a Radio María Argentina y agregó: “Por estas horas también siento paz y alegría”.
El prelado anunció que el sábado 9 de noviembre a las 15, durante una celebración eucarística en la catedral Nuestra Señora de las Mercedes, se convertirá “en el nuevo pastor de esta Iglesia local”.
Al ser consultado sobre la decisión del pontífice de convertir a Mercedes-Luján en nueva provincia eclesiástica, monseñor Scheinig respondió: “Hay que entenderla dentro de la dinámica de comunión y participación que va teniendo la Iglesia en su organización interna”.
“Pero lo importante -aclaró- es que cada obispo y su diócesis tiene una relación directa con el Papa”.
Monseñor Scheinig precisó que en estos dos años que está en la arquidiócesis pudo ver que esta comunidad tiene tres realidades bien marcadas: “Una es la basílica de la Patrona de la Argentina, otra es una zona muy urbanizada y otra es la que tiene una característica bien rural”, detalló.
“Es una diócesis con una riqueza enorme”, destacó el arzobispo electo de Mercedes-Luján.