AGUSTIN SIMONE

“Esta gestión no cambió ningún ítems, solo aclaramos en que consiste los ítems que el mercedino está pagando con sus impuestos”

Entrevistamos a Agustín Simone para aclarar  dudas sobre un tema que llegó a Actualidad de Mercedes. El  WhatsApp textualmente decía:

“Pregunta a los medios: los vecinos están recibiendo estas tasas elevadísimas y con nuevos ítems. Podrán tocar este tema mañana. Saludos y gracias” (Ver foto)

-Nuestra respuesta fue “Mañana no creo. A penas consiga la entrevista, ningún problema”.

La respuesta de Agustín Simone  “En primer lugar que no cambió ningún ítem. Los ítems que se ven ahora en el recibo, en la tasa, son exactamente los mismos que ya venían siendo aprobados en todas las fiscales impositivas en los años anteriores. La diferencia es que como nosotros cambiamos el sistema de recaudación, y ahora estamos liquidando con RAFAM; RAFAM lo que te permite es mostrar la apertura de lo que se está cobrando. Estos ítems siempre estuvieron, pero antes la tasa decía solamente limpieza y conservación por ejemplo, no decía que ese número era la suma de distintos ítems. Que eran por ejemplo recolección de residuos, tratamiento, una cooperación para el Hospital y una para los Bomberos Voluntarios. Repito…siempre estuvieron en realidad. Lo que pasa es que uno veía en la tasa que decía “limpieza y conservación del ejercicio nada más”.

 AUMENTO DE LAS TASAS

En realidad depende de cada tasa, pero más o menos el aumento fue de un 36% en general que se aprobó. Puede haber algunos casos de un poco más, que haya llegado un poco más del 40%.

Todo  vecino va a ver que el aumento más o menos debe estar en el 30-40%, distinto fue el tema del alumbrado, que eso fue muy discutido porque nosotros ahí tuvimos un incremento gigantesco para nosotros. -Cuando digo nosotros, me refiero por supuesto al municipio- Entonces se pautó ir trasladando ese incremento a la tasa de alumbrado. Por eso el alumbrado ahora sube un poco más de un 100% (el alumbrado solamente). Estuve calculando en estos dos meses que ya perdimos por alumbrado, por no haberlo subido más, más de dos millones de pesos. Porque nosotros estamos pagando muchísimo más que hace un año. Y ahora estamos esperando el aumento de febrero-marzo que todavía la Provincia no definió el nuevo tarifario. Pero puede ser mayor todavía”.

“Después, lo que puede suceder, en casos puntuales, que vean mayores incrementos; se deben a que el sistema viejo estaba liquidando mal.

-Cómo que el sistema viejo estaba liquidando mal?, fue nuestra pregunta muy sorprendidos

“Sí,  los dos casos más comunes son: las viviendas en esquinas, que el sistema anterior las calculaba mal, entonces la gente que vivía en una esquina tiene por ordenanza fiscal (y esto es de hace un montón así) que pagar por los metros de frente de las dos calles más la ochava. El sistema no lo estaba calculando así. Estaba calculando el total dividido dos. Una persona que vivía en una esquina muchas veces pagaba menos que la persona que tenía al lado”.

-Consulta… ¿entonces como se le explica al vecino? no es que esta gestión cambió las cosas, es que la anterior venían haciendo las cosas mal…

“Todo lo que estoy diciendo está en la fiscal  publicada en el boletín oficial. Está la fiscal de este año, la del año pasado y los años anteriores. Cualquiera si se quiere tomar el trabajo puede ver las fiscales y ver que todo esto que yo estoy diciendo está escrito en las distintas ordenanzas. Hay un capítulo que es “limpieza y conservación” que decía en 2016 que se cobra “por las dos calles en el caso de las esquinas, con un tope de 50 metros”. “50 metros es un cuarto de manzana. Entonces ahí si hay gente que va a ver que se le incrementa en forma más grande porque ahora se está liquidando bien. De todas formas el Intendente resolvió la semana pasada volver a poner el límite de 50 metros para 2017 porque los concejales lo habían omitido en la redacción de la ordenanza”. La propuesta del Ejecutivo para 2017 había sido cobrar $1 bimestral cada $1.000 de valuación fiscal, pero los concejales no estuvieron de acuerdo.

“Otro problema que encontramos en la liquidación cuando migramos el sistema, es que mucha gente estaba pagando la recolección de residuos por la frecuencia de una sola vez o de tres veces cuando estaban en zona de cinco veces. Entonces esa persona también va a ver que el concepto “recolección de residuo” le aumenta más de un 36% o un 40%. Pero se debe a que en realidad estaba pagando menos de lo que debería pagar”.

“Lo que estuvimos haciendo todo este tiempo fue ese trabajo de ver caso por caso si estaba bien liquidado o mal liquidado. También puede haber personas que estaban pagando “limpieza y conservación” por calle de tierra y están en calle de pavimento y es otro valor. Entonces hay muchos cambios que tienen que ver con un problema de carga en el sistema anterior”.

“Lo que el municipio decide hacer es por supuesto, no mirar esto hacia atrás porque sino sería un problema imposible de resolución, pero de acá para adelante por supuesto, además para ser justo con el vecino de al lado. Si hay una casa que está al lado de otra casa, y hay una casa que dice que la basura pasa una vez por semana y está en calle de tierra, y el de al lado paga cinco veces en pavimento y pasa cinco veces y hay pavimento, evidentemente hay que equilibrar;  toda la gente que vive en la misma zona. Nosotros lo que hicimos, que se aprobó en esta Fiscal, por ejemplo, en la recolección de residuos es planificar. Entonces para evitar esta cuestión de que una casa pueda tener tres veces, una vez, cinco veces; lo que se definió son zonas;  pagan por zonas. Entonces ya no depende de cómo está cargado la frecuencia en cada casa. Sino que hay zonas que responden a cierto nivel de servicio, donde las más caras son las que están más en el centro, después de la zona 1, 2 y 3 que es lo que está dentro de las cuatro avenidas: si es avenida, si es calle, si son las calles céntricas. Después está la zona 4 que es la que está al norte y al sur de la ciudad. Y  la zona 5  es la que está al oeste y al sudeste. Y la zona 6  es toda zona urbanizada pero no es el casco de Mercedes. Eso se hizo para ordenar”.

“Por ahí puede ser que haya vecinos que encuentren esa diferencia, yo lo que les digo es que si tienen alguna duda que vengan, que se acerquen, pueden preguntar en política fiscal perfectamente como se les liquidaba antes y como se les liquida ahora y así sacarse cualquier duda que tengan”.

-¿Con qué te encontraste cuando asumiste el cargo?

“Economía es un área muy amplia que abarca muchos sectores. Es por ahí difícil decir en general. Nosotros encontramos cosas que para mí estaban bien, uno puede tener una mirada distinta, porque sino uno cae siempre en decir que lo que se hizo antes estaba todo mal. Yo creo que cada uno tiene que tratar de establecer cierta distancia, y puede tener una visión distinta, pero es una visión distinta, no quiere decir que lo que el otro haga está mal. Nosotros encontramos un manejo presupuestario que creo que dentro de todo estaba bastante ordenado y un nivel de endeudamiento bajo. El mayor endeudamiento que tenía Mercedes era el leasing. Porque hasta el año pasado que nosotros asumimos, los vehículos que se compraban se compraban a crédito.

Esta gestión decidió comprar en efectivo, entonces nos estamos desendeudando. Pero igual el nivel de endeudamiento que tenía Mercedes comparado con  otros municipios no es nada”.
“En materia de recaudación, la verdad que fue lo más difícil. Las dos áreas donde fue más fuerte el trabajo fueron primero en compras, donde nosotros empezamos a aumentar exponencialmente la cantidad de licitaciones, de llamados, abrir mucho el área de compras. Tratar de que venga la mayor cantidad de proveedores y permitir que se roten los proveedores de acuerdo a las ofertas que cada proveedor hace en cada licitación. Salir del esquema donde hay un proveedor que mecánicamente siempre provee. Ahí tuvimos un cambio de postura respecto a lo que se hacía antes y eso se puede ver en la cantidad de concursos, licitaciones privadas, licitaciones públicas que se hacen. Lo mismo con los  acuerdos como los que se hicieron con AGRALE, todos apuntan a bajar el precio de lo que se está comprando. Y yo creo que ahí hicimos una diferencia porque hoy todavía estamos pagando cosas a precios iguales o menores de hace un año y medio. Yo siempre doy el ejemplo de las resmas, nosotros hoy estamos pagando las resmas creo que $67 y cuando asumimos se pagaban $80 por las resmas de papel. Es una cuestión de foco. Yo entiendo que el gobierno puede por ahí no ponerle foco a todo, pero nosotros hicimos mucho foco en eso y creo que nos permitió ahorrar muchísimo dinero el año pasado y este año va a pasar lo mismo”.

“En el área de recaudación o política fiscal más que de recaudación, particularmente, es la que note que tenía menos desarrollo. Era un sistema muy viejo, con lagunas por todos lados, con este problema de falta de consistencia de los datos, con observaciones en el tribunal de cuentas porque había un sistema que era antiguo y no se había implementado nunca el RAFAM. Habían muchas cuestiones que la verdad que lo que a uno le permite deducir, es que no era un área que se le diera demasiada importancia. De hecho nosotros generamos el cargo de subsecretario de ingresos públicos porque el tribunal de cuentas pide que haya un responsable de ingresos públicos. Que es algo que todos los municipios tienen. Muchas veces incluso secretario. Había un nivel (que creo que es el principal problema para el área de economía) de cobrabilidad muy bajo. De mucha gente que venía todos los años a pedir la prescripción del 6to. año y venía mecánicamente todos los años. Cuando asumimos nos encontramos acá en economía con la gente que venía a pedir (como venían todos los años) la prescripción del año que en su momento era el 2010. Y el  municipio ni siquiera se tomaba el detalle en el momento, de notificar lo que tenía que pagar los otros cinco años para que no venga al año siguiente. El año pasado se hicieron muchísimas intimaciones para cortar las prescripciones y pudimos cortar todas las prescripciones de deuda, que antes era algo mecánico”, finalizó el licenciado Agustín Simone.